sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Política
16 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Más gobernadores suman apoyo al aumento tarifario

0
Comentarios


Suman trece los gobernadores provinciales que salieron a respaldar al gobierno en el aumento de tarifas de servicios públicos. Cuestionan a los jueces que frenaron la implementación de los nuevos cuadros tarifarios.

Más gobernadores suman apoyo al aumento tarifario
Foto:

El gobernador correntino Ricardo Colombi apoyó ayer la suba de tarifas impulsada por el gobierno nacional y aseguró que en su provincia los usuarios pagan "2.000 o 2.500 pesos por mes y no se quejan".

El mandatario marcó así una diferencia entre los usuarios correntinos y los habitantes de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires que protestan por el ajuste de hasta el 400% en las tarifas de energía eléctrica. En los próximos días, la Corte deberá definir el tarifazo en las boletas de gas, luego de que la Procuradora Alejandra Gils Carbó emita su dictamen. La mayoría de los gobernadores, los funcionarios del gobierno nacional y hasta las empresas de servicios salieron a reclamar a la Corte una rápida resolución y advirtieron sobre las consecuencias de un fallo adverso que frene el tarifazo.

"Hay un 80 por ciento de la población que no siente el efecto de los aumentos. Acá (en Corrientes) la luz la estamos pagando 2.000 o 2.500 pesos por mes y la gente no se queja", aseguró el mandatario correntino. Con Colombi ya son trece los gobernadores que, con distinto tenor, apoyaron la decisión de la administración de Mauricio Macri de incrementar las tarifas, aunque algunos de ellos protestaron porque fue en "shock" y no de manera progresiva. Los aliados María Eugenia Vidal, de Buenos Aires; Gerardo Morales, de Jujuy; Alfredo Cornejo, de Mendoza; y Juan Manuel Urtubey, de Salta, fueron los primeros en salir a armar una red de contención para Macri y su ministro de Energía, Juan José Aranguren.

Después se sumaron los peronistas Gustavo Bordet, de Entre Ríos; Domingo Peppo, de Chaco; Rosana Bertone, de Tierra del Fuego; Juan Schiaretti, de Córdoba; Omar Gutiérrez, de Neuquén; y el santafesino Miguel Lifschitz.

Lifschitz apoyó pero con críticas: cuestionó el domingo lo que llamó "tozudez" del gobierno al poner en vigor los aumentos de las tarifas de servicios públicos sin hacer consultas públicas y señaló que esa actitud impide que se resuelva el problema.

"Si no hubieran tenido una mirada tan tozuda, el problema se habría resuelto. De aquí para adelante hay que establecer reglas de juego claras", planteó el mandatario socialista, de habituales cortocircuitos con la Casa Rosada. Los gobernadores peronistas Hugo Passalacqua, de Misiones, y Juan Manzur, de Tucumán, también coincidieron en que las tarifas deben ser actualizadas, pero de manera más gradual para no afectar a los sectores productivos. Ahora, en declaraciones a radio La Red, Colombi advirtió que "es imposible sostener la situación" del sistema energético sin los incrementos en las tarifas, donde "la boleta de cable o de internet es 10 veces más cara que lo que se pagaba de luz".

Colombi cuestionó a los jueces que frenaron la implementación de los nuevos cuadros tarifarios: "Esos fallos de algunos jueces que quieren judicializar la decisión del Poder Ejecutivo hace que más de 100.000 familias que tenían tarifa social y que en Corrientes pagaban el 50% menos de lo que pagaban antes, van a pagar 70 por ciento más". El gobernador correntino negó además que su apoyo a la política tarifaria de la administración nacional se deba a los fondos que recibió esa provincia como adelantos financieros para paliar el déficit y reactivar obras.

El mandatario de Entre Ríos, Gustavo Bordet, advirtió que "no se puede seguir judicializando" el aumento de las tarifas y confió en que "la Corte pueda tomar una definición esta semana para llevar certidumbre".

"Estamos en una gran confusión", señaló Bordet y agregó que "no se puede seguir judicializando cuestiones que hacen a poder tener un ordenamiento en el gobierno".

Solá calificó de "brutales" medidas del gobierno

El diputado nacional del Frente Renovador Felipe Solá afirmó ayer que "hay altas probabilidades" de que el líder del ese partido, Sergio Massa, sea candidato en las elecciones del año que viene, en tanto que cargó contra el gobierno nacional, al que acusó de tener "pensamientos brutales" en materia económica.

Consultado sobre la posibilidad de que Massa encabece la boleta del Frente Renovador en la Provincia de Buenos Aires en 2017, contestó: "Hay altas probabilidades que así sea. Parece difícil que no lo sea".

En este marco, Solá sugirió que el massismo piensa en integrar una coalición más amplia que el actual Frente Renovador, incorporando actores tanto del radicalismo y peronismo disidente como del espacio que lidera Margarita Stolbizer.

"Es la idea, pero no tanto en un acuerdo de cúpulas sino en un crecimiento político que haga que nos acerquemos. Porque la idea de que vos arreglás algo con dos o tres dirigentes y de ahí van a venir los votos es errónea. La gente de una manera bastante más independiente. El método no es grandes reuniones y fotos", analizó en declaraciones a Radio 10.

En este sentido, el ex gobernador bonaerense aseveró que el objetivo del Frente Renovador es "crecer de una forma ordenada y coherente".

Por otra parte, Solá apuntó contra las medidas "brutales" -así las definió- de "transferencia de ingresos" adoptadas por el gobierno nacional, en alusión a la devaluación, la quita de retenciones y los aumentos en las tarifas de servicios públicos.

"Tomaron medidas brutales de transferencia de ingresos en los primeros meses y cuando uno toma medidas brutales es porque tiene pensamientos brutales, en el sentido de que no les importan los costos sociales", disparó.

El dirigente comparó el sesgo de las medidas del macrismo con las del kirchnerismo, al que le reconoció haber "invertido mucha plata" y producido "cambios económicos y sociales reales" que, sin embargo, "no fueron sustentables".

Solá le achacó al gobierno del Frente para la Victoria haber pecado de cortoplacismo en la implementación de las políticas públicas.

"El anterior gobierno tuvo medidas en algunos casos muy importantes pero no medidas que fueran sustentables. Es muy importante hacer políticas de largo plazo que las termine otro. Vivir del día a día construye una Argentina endeble que no se puede sustentar", consideró.

      Embed

Comentarios Facebook