miércoles 28.09.2016 - Actualizado hace
Policiales
17 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

“Mi ex marido me dejó ciega a golpes, no le bajen la pena”

0
Comentarios


Susana Gómez utilizó la plataforma Change.org para juntar firmas y buscar que la Suprema Corte de Justicia bonaerense no le baje la pena de 8 años impuesta a su ex marido Carlos Ariel Goncharuk, condenado por golpeador.

 “Mi ex marido me dejó ciega a golpes, no le bajen la pena”
Foto:

Una mujer que quedó ciega debido a los golpes que le dio su pareja lanzó un petitorio en la plataforma Change.org para que la Suprema Corte de Justicia bonaerense, que aceptó una queja y revisará la condena de 8 años impuesta al hombre, no reduzca la pena de su agresiva pareja. "Me dejó ciega a golpes, no le bajen la pena", pide Susana Gómez en el petitorio de firmas de Change org, en el que incluye un breve resumen de su vida. La mujer expresa: "soy Susana, tengo 32 años y 4 hijos, hace 5 años mi ex marido me dejó ciega a los golpes. Apoyame con tu firma para que la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires no le baje la pena a mi agresor".

"Después de una larga lucha fue condenado a 8 años de prisión por lesiones gravísimas. Hoy la Justicia le puede bajar la pena a mi ex marido porque las casi 20 denuncias que hice por violencia de género no están firmes. Por mí, por mis hijos pequeños, por mi familia y por las miles de víctimas de violencia de género que no son escuchadas o que directamente no están porque fueron asesinadas", remarca.

Quienes deseen firmar el petitorio, pueden hacerlo ingresando a https://www.change.org/p/supra ma-corte-ba-no-le-bajen-la-pena-a-la-persona-que-me-dejo-ciega-a-golpes-niunamenos.

El 1 de agosto último, la Suprema Corte de Justicia bonaerense hizo lugar a un recurso de queja interpuesto por la defensa de Carlos Ariel Goncharuk, ex esposo de Susana, y analizará la causa por la que el año pasado el hombre fue condenado a ocho años de prisión por golpear a su mujer hasta dejarla ciega. La decisión de revisar la condena puso en alerta al presidente de la Casa María Pueblo, Darío Witt quien dirige una ONG que aborda la problemática de la violencia familiar y que patrocinó a la víctima de esa causa.

Es que el año pasado el Tribunal de Casación Penal bonaerense confirmó la pena a 8 años de prisión contra Carlos Ariel Goncharuk, condenado en el 2015 por el Tribunal Oral en lo Criminal V de La Plata por haber golpeado a su esposa, Susana Gómez, hasta ocasionarle el desprendimiento de retina y la ceguera.

El hombre apeló la pena con el argumento de que no estaba debidamente probado que sus golpes hubieran ocasionado la ceguera de la mujer y que el agravante aplicado por haber violado la medida perimetral que se le había impuesto de no acercarse a la víctima estuvo mal aplicada.

El Tribunal de Casación Penal descartó ese agravante, ordenando se investigue ese presunto delito, pero avaló la pena impuesta en el fallo. Sin embargo, la Corte hizo lugar a un recurso de queja presentado por el condenado y ordenó al Tribunal Criminal V de La Plata que le remita la causa para su resolución.

Desde la Casa María Pueblo sospechan que la decisión de la Corte de revisar la causa puede hacer que se le baje la pena al condenado y "se favorezca la perpetuación de la violencia de género y la impunidad de los agresores", según explicó Witt.

Denunció que su pareja le pegaba con una fusta

Una joven de 19 años denunció por violencia de género a su pareja de 28, que no le permitía hablar con su familia, la golpeaba con una fusta y la maniataba cuando discutían en su casa de La Rioja. La joven, identificada como María Rosa Velázquez, de 19 años, era víctima hace tiempo de golpes por parte de su pareja José Raúl Quiroga de 28.

Según la denuncia, Quiroga no le permitía hablar con su familia, la golpeaba con una fusta cuando hacía algo que a él no le parecía "correcto" e incluso la maniataba cuando discutían para que no avise a nadie. El hecho salió a la luz cuando la madre de la víctima, ya cansada de llamar por teléfono a su hija sin lograr comunicarse, y harta de que su yerno le pusiera de excusas que no podía atenderla o que había salido a hacer algún trámite, decidió ir directamente de la ciudad de Vinchina donde reside a Villa Unión porque sospechaba que las cosas no estaban bien. Por este motivo, es que fue primero a la Policía y pidió que la acompañaran hasta el domicilio de su hija. Cuando llegaron al lugar encontraron a la chica maniatada, envuelta en una crisis de nervios.

Mujer denunció que su ex pareja la noqueó

Una mujer de 48 años denunció en una comisaría de Santiago del Estero que fue golpeada por su ex pareja, un sujeto celoso porque ella tenía una nueva relación amorosa.

Según consta en la denuncia de la víctima -de apellido Sabán, de 48 años, una empleada de la Administración Pública con domicilio en el Barrio Centro de la ciudad de La Banda- salió de trabajar y como todos los días fue a la casa de su hija, quien se encuentra embarazada de siete meses. La parturienta reside con su padre, ex pareja de la denunciante. Sabán, sabiendo que su ex pareja no estaba en la casa de su hija, ubicada sobre calle Maipú del Barrio San Juan, se quedó con la futura mamá para ayudarla a realizar los quehaceres domésticos.

Pero, cerca de las 21, cuando se encontraba en la habitación de su hija fue sorprendida por Juan Ramón Escobar, su ex pareja de 49 años. El hombre, sin mediar palabra, le propinó un fuerte golpe a la altura de la nariz, que la "noqueo".

A causa del fuerte impacto quedando semiinconsciente sobre el piso, mientras emanaba gran cantidad de sangre por la nariz.

      Embed

Comentarios Facebook