sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Río de Janeiro 2016
17 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Un premio a las atletas que elevaron a lo más alto el espíritu olímpico

0
Comentarios


En los 5.000 metros llanos, Abbey D'Agostino y Nikki Hamblin se chocaron entre sí y una le dijo a la otra: "Levantate, tenemos que terminar juntas". Llegaron últimas pero ovacionadas, y ahora los jueces decidieron que disputen la final por su loable gesto

Un premio a las atletas que elevaron a lo más alto el espíritu olímpico
Foto:

Las atletas Abbey D'Agostino y Nikki Hamblin realzaron el espíritu olímpico que promulgó el barón de Pierre de Coubertin. Ambas disputaban las clasificaciones a la final de los 5.000 metros llanos en el Estadio Olímpico Engenhão, pero se tropezaron y pararon para ayudarse una a la otra. Como era de esperarse, culminaron la carrera últimas, pero aquí viene el desenlace feliz: los jueces las recalificaron por el gesto y estarán en la final.

Durante la serie 2 de la especialidad, la estadounidense D'Agostino, que se había puesto de pie antes que la neozelandesa Hamblin, paró su marcha y animó a su compañera que estaba en el suelo, con dolores en el tobillo: "Levantate, tenemos que terminar juntas".

      Embed

Renga, D'Agostino debió parar varias veces, pero a su lado estaba la oceánica que la alentó durante el resto de los metros para que siga adelante, a pesar de que observaba el final en la pantalla del estadio.

Ambas llegaron a la meta y fueron recibidas con un gran aplauso: Hamblin fue decimoquinta con 16:43.61. Es decir, llegó un minuto y medio después que la ganadora, la etíope Almaz Ayana, y D'Agostino arribó a continuación, con 17:10.02. Ambas se abrazaron, se desearon mucha suerte y D'Agostino fue trasladada en silla de ruedas.

"Es lo peor que puede pasar", contó luego de la carrera Hamblin en una entrevista televisa, y, sin dejar su sonrisa, se quejó: "Estoy muy decepcionada porque ninguno de los voluntarios la ayudó. Nadie le dio nada tomar o algo".


      Abbey DAgostino y Nikki Hamblin.JPG

"Estoy muy orgullosa de haber estado aquí y fue una gran experiencia, pero ahora quiero estar en Tokyo, que será el nuevo paso", expresó la atleta que no participó en Londres 2012.

"Estoy muy emocionada por volver a casa, con mi familia, mis amigos, mi perro", describió, sin saber que los jueces le darían un pase para la final.


      Embed


Comentarios Facebook