sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Quilmeño
18 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Guerra vecinal en la ribera de Quilmes dejó 2 muertos y heridos

0
Comentarios


Un joven discutía con tres sujetos y su padre se metió en la pelea: extrajo un arma de fuego y comenzó a disparar a quemarropa. Los habitantes de la zona le prendieron fuego la vivienda al homicida.

Guerra vecinal en la ribera de Quilmes dejó 2 muertos y heridos
Foto:

Una sangrienta guerra entre vecinos de la ribera de Quilmes dejó cómo saldo dos muertos y un herido que eran hermanos, sumado a otro lesionado que es hijo de un hombre acusado de disparar en medio de la gresca, a quien los vecinos -a modo de represalia- le prendieron fuego su vivienda

El violento episodio se registró en las calles Perú y Ortiz de Ocampo, donde -según informó la policía- un sujeto identificado como Gustavo Alarcón intentó defender a su hijo Cristian, quien mantenía una fuerte discusión con tres hermanos.

Cuando el hombre se metió en el pleito, se originó un severo enfrentamiento a golpes de puños y patadas. Fue entonces que el padre del joven, que peleaba en inferioridad de condiciones, extrajo un arma de fuego y comenzó a disparar a quemarropas.

Los certeros balazos llegaron a herir a los tres hermanos, dos de los cuales murieron desangrados en el lugar, mientras que uno de ellos sobrevivió y fue trasladado de urgencia al Hospital Iriarte de Quilmes, donde fue intervenido y su estado de salud es reservado. Los fallecidos fueron identificados por la Policía como Ariel y Sergio Díaz, mientras Luis Díaz es el que logró sobrevivir.

Del otro bando, Cristian Alarcón también sufrió graves lesiones producto de los golpes, motivo por el cual debió ser asistido por profesionales médicos y quedó internado.

La investigación quedó a cargo de la fiscal Ximena Santoro, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 7 del Departamento Judicial Quilmes, quien caratuló la causa como "Doble Homicidio".

Pueblada

El resultado fatal de la gresca motivó una verdadera pueblada en la ribera, donde los vecinos y allegados de las víctimas salieron a la calle e incendiaron la vivienda del hombre que disparó contra los hermanos.

Dos dotaciones de Bomberos Voluntarios de la Ribera llegaron al lugar, pero los enardecidos vengadores no permitieron el paso de las autobombas. "No pudimos extinguir la casa, porque estaba todo el barrio alborotado", aseveró el bombero Norberto Espinoza y, luego, añadió: "El personal de bomberos se tuvo que retirar y quedarse a 500 metros del lugar. No pudimos hacer ninguna tarea, ya que mientras que la casa se incendiaba, las personas que estaban no dejaban apagar el incendio".

Comentarios Facebook