miércoles 28.09.2016 - Actualizado hace
General
18 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Tensión en Constitución por protesta de puesteros

0
Comentarios


Por cuarto día consecutivo, reclamaron la devolución de sus lugares de trabajo, ante el cierre de los locales en los que se desempeñaban. Advierten que hay 800 familias en riesgo y acusan a la dueña del predio.

Tensión en Constitución por protesta de puesteros
Foto:

Cientos de personas que tienen locales alquilados en el Paseo La Estación, en Constitución, reclamaron por cuarto día, en la esquina de Brasil y Lima, ante una fuerte presencia policial, la devolución de sus puestos de trabajo, ante el cierre del lugar con sus mercaderías dentro.

Los manifestantes, la mayoría de origen africano, se concentraron en la esquina de Lima y Brasil con un corte de tránsito, lo que motivó que unos cuarenta efectivos de la Infantería de la Policía Federal los desalojaran.

Momentos de tensión de vivieron cerca de la 14 cuando los manifestantes avanzaron sobre la calzada y fueron interceptados por los efectivos policiales que les exigieron despejar la zona. "800 familias sin trabajo", decía uno de los carteles de los manifestantes, que acusaban en otra pancarta a 'Ana María Martínez, de la empresa fantasma Crizzel', dueña del Paseo, de "ser la culpable de la situación".

Los puesteros contaron que la mujer alega que cerró el lugar porque el gobierno porteño se lo iba a clausurar, aunque fuentes de la Agencia Gubernamental de Control informaron que el espacio comercial "no está habilitado: la habilitación está en trámite, pero eso no implica que se clausure".

Omar Guaras, delegado del sindicato de vendedores ambulantes, dijo que "estamos intentando lograr una mesa de diálogo para destrabar el conflicto, en la que participe la empresa y representantes del gobierno". "La mayoría de las personas que tienen puestos allí eran manteros que fueron expulsados por políticas públicas que los llevaron hacia el sector privado, los alentaron a alquilar en este lugar donde se les están cobrando cifras que van de los 10.000 a los 25.000 pesos, y donde no se cumplen las medidas de seguridad, sanitarias, ni legales", criticó Guaras.

Una de las puesteras, Elizabeth, contó que, "de un día para el otro, la dueña Ana María Martínez cerró las puertas del local, todos tenemos la mercadería adentro y no podemos trabajar".

"Es mentira que nos vayan a renovar el contrato (porque) Crizzel es una empresa fantasma que lucra con nosotros y tiene previsto abrir otros paseos como éste en otros barrios", consideró.

Elizabeth informó: "Nosotros pagamos entre 20.000 y 30.000 pesos por puesto, mensualmente; y de un día para el otro, nos encontramos con que cerraron las cortinas: no es justo, tenemos que darles de comer a nuestras familias". A raíz de la protesta se genera un desvío de varias cuadras en el trayecto de las diversas líneas de ómnibus y la consecuente molestia de miles de pasajeros que caminan varias cuadras para acceder a la estación.

LEA MÁS:

      Embed

      Embed

Comentarios Facebook