lunes 26.09.2016 - Actualizado hace
Política
18 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Empresario se adjudicó campos que Carrió dijo eran de Scioli

0
Comentarios


Se trata de Stefano Garilli, quien se presentó ante la Justicia y sostuvo que La Morocha y La Estrella, situados en Tandil, son de su propiedad.

Empresario se adjudicó campos que Carrió dijo eran de Scioli
Foto:

El empresario italiano Stefano Garilli, dueño de la firma Garfin Agro SA, se presentó ante la Justicia y sostuvo que es el dueño de los campos La Morocha y La Estrella, situados en la zona de Tandil, que según denunció la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, pertenecerían al ex gobernador Daniel Scioli.
 
"Las estancias La Morocha y La Estrella son de exclusiva propiedad de Garfin Agro. Ni la empresa ni el señor Stefano Garilli mantienen ninguna relación y/o vinculación con el señor Daniel Scioli, a excepción de la de calidad de huésped de la estancia La Estrella", explicó el empresario en un escrito que lleva la firma del apoderado de la compañía, Juan Ignacio Paradiso.
 
Además, declaró que conoció al ex gobernador bonaerense en 2005, cuando Garfin Agro se transformó en propietaria de la estancia La Estrella, la que Scioli solía frecuentar cuando el dueño era Stefano Todini. "Scioli le comunicaba cuáles eran las fechas en las que habitualmente concurría. También le hizo saber que realizaba las reservas con anticipación y que alquilaba todas las habitaciones para no tener que compartir su estadía con terceras personas", se detalló en la presentación.

LEA MÁS:

      Embed


Garilli, a través de su apoderado, confirmó también que Scioli recibía "un trato preferencial desde lo comercial y personal" por su investidura, como vicepresidente y mandatario provincial.
 
Según publicó un matutino porteño, el empresario, según aclaró en el escrito, fue propietario de la sociedad Camuzzi Gas Pampeana y Camuzzi Gas del Sur -que abastecen de gas a las provincias de Buenos Aires, La Pampa, Neuquén, Chubut, Río Negro y Tierra del Fuego-, de la que se desvinculó en 2000; la empresa quedó en manos de su hermano Fabrizio Garilli.
 
En su descargo, Garilli acusó a Carrió de fundamentar la denuncia en "publicaciones periodísticas y no en la existencia de prueba relevante que por ella fuera aportada a la investigación".
      Embed


Comentarios Facebook