viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Norteño
24 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La Barranca de Oro

0
Comentarios


Los Leones hicieron historia en Río, al obtener la medalla de oro. Y parte de esa epopeya tiene los colores de San Fernando, que aportó a cuatro de sus jugadores y al entrenador del equipo que superó 4-2 en la final a Bélgica.

La Barranca de Oro
Foto:

El defensor Pedro Ibarra, referente del tricolor y del seleccionado; Juan Ignacio Gilardi; Lucas Martín y Matías Rey; e Isidoro Ibarra, fueron los que se la jugaron desde adentro. Y en el banco, el Chapa Carlos Retegui fue el encargado de llevar a este grupo hasta la gloria. Desde la barranca, ahí a pasitos del río, hasta el oro justamente en Río.

Había que verlos, pletóricos, en lo más alto del podio, con el oro reluciendo en sus pechos y cantando el himno mientras flameaba la bandera argentina. Había que verlos en la Casa Argentina, allá en Río de Janeiro, a donde se fueron a festejar junto a sus amigos, sus parejas y sus familiares. Había que verlos en Ezeiza, el viernes a la noche, cuando exultantes se abrazaron con todo el mundo y todos gritaron al unísono: ¡campeones olímpicos!

"Este era nuestro torneo. Es un trabajo de muchos años, y haber llegado a esto es una alegría inmensa", manifestó en conferencia de prensa, ahí mismo en el aeropuerto, Pedro Ibarra, el capitán, el símbolo de este equipo y de San Fernando.

Los Juegos Olímpicos de Río fueron el pico más alto de un equipo que empezó a forjarse en aquel campeonato mundial Sub 21 de 2005, en Rotterdam, cuando la Argentina se consagró campeona.

Desde allí, con altibajos lógicos, el camino los fue acercando a los mejores. Finalmente, los alcanzaron y dejaron atrás para ser ellos mismos los mejores. Ahora, empieza otro camino, quizás más arduo: mantenerse en el máximo nivel mundial. Talento y actitud les sobran.

La marca del Chapa también fue clave. Plata en Londres 2012 con Las Leonas y ahora, oro en Río de Janeiro con los varones, Carlos Retegui -otro hombre surgido en Sanfer- puede sacar más "chapa" que nunca. "Tocamos el cielo con las manos", graficó tras la final ante los belgas. "Esto empezó hace tres años y medio, nos ofrecieron hacernos cargos de los chicos y hoy estamos en el cielo olímpico porque este título quedará para toda la vida en nuestros corazones", contó el director técnico.

Comentarios Facebook