jueves 29.09.2016 - Actualizado hace
Fútbol
25 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La caída en la Copa podría generar cambios de fondo en San Lorenzo

Jorge Muscio
0
Comentarios
Por Jorge Muscio


El 0-2 ante Banfield por la Sudamericana y la pobre imagen dejada por el equipo provocaron que la Fiera Aguirre esté evaluando la alternativa de modificar el esquema de juego, pasando del 4-4-2 a un 3-5-2.

La caída en la Copa podría generar cambios de fondo en San Lorenzo
Foto:

La derrota ante Banfield, en el arranque de la Copa Sudamericana, dejó una gran preocupación en San Lorenzo. No solo por la derrota sino, también, por la paupérrima actuación del equipo tanto a nivel colectivo como individual, con rendimientos muy bajos.

Más allá del optimismo de Diego Aguirre, quien aseveró que desde su punto de vista "la clasificación quedó difícil, pero faltan 90 minutos para revertirlo y tenemos potencial y jugadores para hacerlo", la situación del Ciclón de cara a la revancha es complicada.

Pero antes de pensar en el partido de vuelta del 13 de septiembre ante el Taladro, para definir su futuro en la Copa Sudamericana, el Ciclón tendrá que afrontar el sábado su debut en el torneo de Primera división ante San Martín de San Juan.

Y si bien no está confirmado, es muy probable que Néstor Ortigoza (recuperado de un esguince de rodilla izquierda) pueda reaparecer, ya que ayer se sumó a la actividad general del plantel. Aunque sin saber si será desde el inicio del partido o del banco de suplentes.

Además, cabe la posibilidad de que el DT uruguayo decida el ingreso como titular de Tino Costa, que en los pocos minutos que jugó ante Banfield lo hizo con buen criterio, incluyendo una modificación táctica dejando de lado el 4-4-2 con el que venía jugando para pasar a un 3-5-2 que, por las dimensiones del campo de juego del Nuevo Gasómetro, pocas veces dio buenos resultados.

No obstante, hay que tener en cuenta que ese esquema Aguirre ya lo probó, pasajeramente, en algunos partidos de pretemporada y Copa Argentina. En ese caso, el técnico deberá meter mano a fondo para cambiar jugadores y podría tocarles salir del equipo a algunos "históricos" que últimamente no vienen jugando de la mejor manera.

La duda que queda flotando es si el charrúa tiene la espalda necesaria para hacer eso y bancarse el descontento interno que esa medida podría causar. Y, además, tener que sacar la cara y respaldar públicamente a los futbolistas que vaya a poner en su lugar. Más si se trata de juveniles.

Como sea, Diego Aguirre utilizará los entrenamientos de hoy y mañana para resolver estas cuestiones.

      Embed


Comentarios Facebook