domingo 25.09.2016 - Actualizado hace
Quilmeño
25 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Madre indignada tras el fallo por la muerte de su hijo

0
Comentarios


Graciela, madre de Walter Ratto, destrozó la puerta principal de los Tribunales de Quilmes, luego de que el juez de la causa sentenciara sólo a uno de los cuatro imputados a la pena de dos años de prisión.

Madre indignada tras el fallo por la muerte de su hijo
Foto:

La madre de Walter Ratto, un joven de 17 años que murió en el Hospital Iriarte por no recibir atención médica, sufrió un ataque de nervios y destrozó la puerta principal de los Tribunales de Quilmes, luego de que sólo una doctora, de los cuatro profesionales imputados en el juicio, fuera condenada a 2 años de prisión.

El juez Pablo Pérez Marcote, en la lectura de su fallo, argumentó que "Ratto ingresó el 19 de noviembre de 2007, cerca de las 20, al shockroom del Hospital Iriarte de Quilmes, debido a un politraumatismo por un accidente ocasionado en la vía pública. Allí fue atendido alternadamente por Silvia Spalacino, Carina Taborda y Omar Steig".
 
A los pocos minutos ingresó al nosocomio la madre de la víctima, Graciela Ratto, quien, según el magistrado, durante al menos dos horas estuvo junto a su hijo "advirtiendo que la sintomatología requería una más profunda y frecuente evaluación".

Pérez Marcote, además, resaltó que la madre de Walter le pidió a Taborda "en reiteradas ocasiones junto con el enfermero, Juan Carlos Insaurralde", para que asistan a su hijo.

De acuerdo a la sentencia, la doctora Taborda, "debiendo sospechar al menos un posible cuadro de mayor gravedad, omitió injustificadamente brindar a la víctima la atención adecuada, no empleando todos los medios y recursos a su alcance para obtener un rápido diagnostico".
 
"Esto permitió -expresó el juez- que las graves lesiones sufridas por Ratto evolucionaran libremente, privándolo de la posibilidad de alguna chance de vida que, en virtud de la hemorragia interna, desencadenó en su fallecimiento".

Pérez Marcote absolvió a Spalacino y a Steig por "no acreditarse su responsabilidad" en el hecho, pero condenó a Taborda por el delito de "homicidio culposo" a la pena de 2 años de prisión y otros 5 de inhabilitación para ejercer la medicina, por resultar "autora penalmente responsable de la muerte de Walter Ratto".

Tras la lectura de la sentencia, Graciela Ratto se paró en el medio de la sala y, desde su lugar, expresó: "Esto es lo que ve la Justicia de este país, perversa, mentirosa, corrupta e inoperante. Dios quiera que nunca tengan que pasar por la guardia de un hospital y mucho menos su hijo. Estuve 9 años esperando".

La mujer comenzó a gritar indignada, por lo que su familia y amigos de su hijo, junto a los efectivos de seguridad, debieron contenerla dentro de la sala hasta tanto se fueran los abogados defensores y amigos de los acusados que estuvieron presentes.

Desbordada por la bronca, Ratto rompió a golpes de puño y patadas dos vidrios de la puerta principal de la sede judicial que se encuentra sobre la avenida Yrigoyen, lo que le produjo cortes en su mano y pierna.

Comentarios Facebook