viernes 2.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
26 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Rocío fue la pieza clave de la reunión de los Maradona

0
Comentarios


Al primer encuentro, primiciado por DIARIO POPULAR, le siguió anoche una cena en familia. El Diez ya lo trata de “hijo” y le prometió que “nadie nos va a separar”. Junior le dijo que soñó con ese momento.

Rocío fue la pieza clave de la reunión de los Maradona
Foto:

Diego Maradona y Diego Junior se encontraron por primera vez en Argentina. El astro y el hijo de Cristiana Sinagra tuvieron una charla en la intimidad de la casa que el Diez tiene en el country de Nordelta.

La noticia que reveló en exclusiva DIARIO POPULAR fue una bomba que explotó no solo en el interior de la familia Maradona sino que ya empieza a tener repercusión mundial. Como siempre ocurre en todo lo que rodea al Diez, la sorpresa para todos fue quien terminó siendo el nexo para que el histórico y postergado encuentro se termine dando.

Es que la pieza clave esta vez fue nada más y nada menos que Rocío Oliva. La pareja de Diego fue quien estuvo en contacto permanente con los nuevos abogados de Junior y quien ablandó el corazón del Diez quien durante mucho tiempo no quiso saber absolutamente nada con tener esa charla.

El miércoles por la tarde cuando sonó el teléfono de Junior del otro lado estaba Rocío: "Hola, Diego, tu papá quiere hablarte para que vengas a cenar a casa", le dijo a un estupefacto Junior. Pasadas las ocho de la noche el hijo que Diego tuvo con Cristiana Sinagra llegó al country Santa María en Tigre para encontrarse con su padre. Rocío estaba conteniendo a Diego quien por primera vez estaba ansioso, nervioso. Esa tensión se rompió cuando ambos se vieron cara a cara. "Hola, hijo", fue la frase del Diez antes de abrazar al italiano. El segundo paso fue la emoción y el llanto que terminaron coronando la escena. "Esperé mucho este momento", fue la respuesta del italiano envuelto en lágrimas.

La charla duró por más de una hora y en el medio Diego invitó una picada de la que poco se comió, los nervios no permitían pasar bocado. "¿Qué pasa? ¿En la tele me decís "viejo" y acá no vas a soltar una palabra?", le dijo Diego en chiste a su hijo y la frase sirvió para romper el hielo y distender. No se habló del pasado, sí del presente y también del futuro. De un futuro que a partir de la reunión del miércoles sin dudas que marcará un antes y un después.

"Desde ahora quiero que estemos juntos y nadie nos va a separar", le dijo Maradona antes de la despedida de una reunión íntima en la que sólo estuvieron, además de Diego y Junior, Rocío, la mujer del italiano y Jana. Lo que parecía imposible de lograr fue Rocío Oliva quien pudo conseguirlo. Ahora lo que resta saber es como tomarán del lado de Dalma y Gianinna este acercamiento y que papel jugará Verónica Ojeda en todo esto. Rocío se anotó una medalla más que importante ya que logró lo que nadie pudo en años. Ahora el destino y el tiempo escribirán como sigue esta historia.

LEA MÁS:

      Embed

Se sacaron una mochila de 30 años de silencios

El encuentro se manejó con mucho hermetismo. Mientras Diego se estaba haciendo un tratamiento facial en la clínica de Mühlberger un grupo de sus asistentes pasó por el hotel donde se estaba hospedando Junior y lo levantaron en la camioneta. Si bien en el primero de los encuentros Maradona pidió que no se muestren fotos de la intimidad, tan contento estaba el Diez que le avisó a su entorno que no tenía problemas de que la información del encuentro trascienda a la prensa. Una mochila de 30 años fue la que ambos se sacaron.
      Embed


Comentarios Facebook