domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Salud
28 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Cómo adelantarse a los males del corazón

Karina Muzzupappa
0
Comentarios
Por Karina Muzzupappa


Las enfermedades cardiovasculares pueden manifestarse de muchas formas. Adelantarse a sus efectos y consecuencias no sólo previene males mayores sino que potencia una mejor calidad de vida. Obesidad, colesterol alto, hipertensión y tabaquismo, lideran la lista de males a combatir.

Cómo adelantarse a los males del corazón
Foto:

En los Estados Unidos, más de 80 millones de personas sufren alguna forma de enfermedad cardiovascular. Sin embargo, gracias a muchos estudios en los que participaron miles de pacientes, los investigadores han identificado ciertas variables que desempeñan papeles importantes en las probabilidades de que una persona presente enfermedades cardiovasculares. Estas variables se conocen como factores de riesgo. Según el doctor Gabriel Hernán Lapman, (MN: 119067) Nefrólogo universitario y especialista en Hipertensión Arterial del Sanatorio Modelo de Caseros, los factores de riesgo se dividen en dos categorías: principales y secundarios. Los principales son aquellos cuya intervención en el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares se ha comprobado. Los secundario pueden elevar el riesgo de sufrir estas enfermedades

Cuantos más factores de riesgo, mayores serán sus probabilidades de enfermarse del corazón. Algunos factores pueden tratarse o modificarse y otros no. Pero el control del mayor número posible de factores de riesgo, mediante cambios en el estilo de vida y/o medicamentos, puede reducir riesgos.

La hipertensión arterial aumenta el riesgo de un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular. Las personas hipertensivas que además son obesas, fuman o tienen niveles elevados de colesterol en sangre, tienen un riesgo mucho mayor de sufrir una enfermedad del corazón o un accidente cerebrovascular. La presión arterial puede variar según el grado de actividad física y la edad, pero los valores normales del adulto sano en reposo deben estar en 120/80.

Colesterol elevado, uno de los principales factores de riesgo cardiovascular. El colesterol, una sustancia grasa (un lípido) transportada en la sangre, se encuentra en todas las células del organismo.

LEA MÁS:

      Embed

El hígado produce todo el colesterol que el organismo necesita para formar las membranas celulares y producir ciertas hormonas. El organismo obtiene colesterol adicional de alimentos de origen animal (carne, huevos y productos lácteos) o que contienen grandes cantidades de grasas saturadas.

Cuando la sangre contiene demasiadas lipoproteínas de baja densidad (LDL o "colesterol malo"), éstas se acumulan sobre las paredes de las arterias formando una placa e iniciando así el proceso de la enfermedad denominada "aterosclerosis". Cuando se acumula placa en las arterias coronarias que riegan el corazón, existe un mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón.

Diabetes. Los controles médicos a quienes sufren de diabetes, de los niveles de glucosa (azúcar) en sangre puede reducir el riesgo cardiovascular. Obesidad y sobrepeso. El exceso de peso puede elevar el colesterol y causar presión arterial alta y diabetes. Todas estas situaciones son factores de riesgo importantes de las enfermedades del corazón.

El tabaquismo, también aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular y de enfermedad vascular periférica (enfermedad de los vasos sanguíneos que riegan los brazos y las piernas). El tabaquismo eleva la frecuencia cardíaca, endurece las grandes arterias y puede causar irregularidades del ritmo cardíaco. Todos estos factores hacen que el corazón trabaje más. Además, eleva la presión arterial. Aunque la nicotina es el principio activo más importante del humo de cigarrillo, otras sustancias y compuestos químicos como el alquitrán y el monóxido de carbono también perjudican el corazón de muchas maneras.

Inactividad física. El ejercicio quema calorías para mantener un peso saludable, ayuda a controlar niveles de colesterol y la diabetes y reduce la presión arterial. El ejercicio fortalece el músculo cardíaco y hace más flexibles las arterias. Las personas que queman entre 500 y 3.500 calorías por semana, ya sea en el trabajo o haciendo ejercicio, tienen una expectativa de vida superior a las sedentarias. El ejercicio de intensidad moderada es beneficioso si se hace con regularidad.

      Embed

Comentarios Facebook