sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
27 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Después de la reunión de Diego y Jr., se definen bien los bandos

0
Comentarios


Luego de que Diego reconociera a Junior, se formaron dos equipos rivales: por un lado Claudia, Dalma y Gianinna, que parecen acercarse a Verónica Ojeda. Y por el otro Rocío, Jana y el joven italiano.

Después de la reunión de Diego y Jr., se definen bien los bandos
Foto:

Como siempre ocurre en la vida de los Maradona cada vez que pasa un acontecimiento como el que se dio el jueves hay consecuencias, ganadores y perdedores. Claramente en este reencuentro de Diego con Junior quienes se muestran como derrotadas o al menos quedaron debilitadas son Claudia, Dalma, Gianinna y Verónica Ojeda. Las tres primeras porque durante años sostuvieron la versión de Diego de que Junior no era el hijo de Maradona y cerraron filas detrás suyo.

Gianinna por ejemplo llegó hasta decir que en realidad era hijo de Hugo, el hermano del astro, lo que luego derivó en un pedido de disculpas. Claudia además habría sido muy cuestionada en la cena del jueves.

Es que Diego le habría preguntado a Junior si era verdad que él siempre había pedido plata, algo que su ex mujer le habría dicho en la intimidad. El italiano le negó esa posibilidad y le aseguró que nunca le pidió un peso a Claudia por lo que Diego sumó una bronca más contra su ex. Claudia no se puso mal por el encuentro, sino porque Diego nunca le avisó a sus hijas, quienes le hicieron el reclamo y ella lo que hizo fue contenerlas y reafirmar un vínculo que es indestructible y que claramente ya está en la otra vereda a la del Diez.

La derrota de Verónica se debe a que durante los casi ocho años que estuvo al lado de Diego intentó sin éxito lograr esta reunión. Es más, alguna vez Diego le aseguró que si volvía a insistir hasta podrían terminar la pareja. Encima quien terminó teniendo éxito y jugando un papel determinante fue Rocío Oliva, su eterna rival, por lo que Vero puso el grito en el cielo. Su manera de vengarse fue la de no dejar que Dieguito Fernando estuviera presente en la cena del jueves ya que con Rocío en el medio esa posibilidad es imposible. Algo similar hizo Gianinna, quien ayer por primera vez subió una foto junto a su hermanito dejando en claro de qué lado está en este tema.

Quedaron dos "bandos" bien diferenciados. Verónica con Dieguito Fernando más cerca de Claudia, Gianinna y Dalma. Del otro lado, Rocío, con Jana y ahora Junior. Y todo puede pasar.

"Como madre estoy contenta por ellos"

La palabra que faltaba era la de Verónica Ojeda y ayer la mamá de Dieguito Fernando habló. "Como madre te puedo decir que estoy muy contenta por todo. Y por Junior, que tanto deseaba estar junto a su papá", declaró en Teleshow. Prudente, de inmediato ensayó un paso al costado. "Me parece que las palabras nuestras, están de más, porque hoy los protagonistas son ellos. Y hay que dejarlos: es el momento de los dos", cerró Verónica. Por la tarde estuvo en un evento y en diálogo con Infama agregó: "Estoy feliz de que haya pasado esto, lo digo como mamá y la verdad es que me alegró mucho. Me pone contenta porque sé que él tenía la necesidad de eso. Lo importante es que están juntos y se van a disfrutar mutuamente, se tienen que disfrutar ambos y seguir la vida, es el momento de la vida y hay que disfrutarlo".

La relación de Verónica con Junior era muy buena pero después de la filtración de la foto con Dieguito y las acusaciones cruzadas todo se enfrió y hoy no se hablan. Algo parecido a lo que pasó con Alberto Domínguez, el ex abogado de Junior, quien ayer salió a hablar y le pegó durísimo al hijo del Diez. "Lo único que busca es plata. Primero debería pagarme lo que me debe y ahora que seguramente va a empezar a andar en Ferrari podría pagar sus deudas. A mí me defraudó", dijo. Cada uno en este juego mueve las piezas a su favor.

      Embed

Comentarios Facebook