viernes 30.09.2016 - Actualizado hace
Fútbol
30 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Moreira, el cuatro de copas que necesitaba el Muñeco

Leonardo Peluso
0
Comentarios
Por Leonardo Peluso


Desde el primer partido, cuando Mercado fue central para su despedida, Moreira se hizo dueño del lateral derecho y dejó en claro que no necesitaba ni adaptación ni explicaciones de cómo había que jugar en River.

Moreira, el cuatro de copas que necesitaba el Muñeco
Jorge Moreira. Foto: Claudio Perín / Diario Popular
Foto:

Jorge Moreira tardó un par de partidos para que los hinchas de River le firmen el crédito necesario para apropiarse de los reconocimientos. Mientras las miradas andan acostumbradas a otro estilo de jugadores, el paraguayo, pasa una y otra vez al ataque como avisándole a todos que está ahí y que vino a ser "un cuatro de copas".

Llegó sin hacer la pretemporada con el equipo en Orlando y en una semana de trabajo asimiló como un rayo todo lo que quería Gallardo. El DT no dudó y en el debut le dio titularidad. Esa noche en Formosa, mientras todos saludaban a Mercado, Moreira le puso su sello al lateral y así fue creciendo en cada partido, para cerrar esta primera etapa siendo la figura contra Banfield y sacándole al exigente plateísta del Millo un reconocimiento que hacía años no recibía un lateral.

Moreira llegó sabiendo que no estaba primero en la lista y que Gallardo había insistido mucho por Salazar de Central. No le importó y cuando lo llamaron dio un si muy grande y seguro. Sus ganas de jugar en el fútbol argentino y en un equipo donde su juego tenga más brillo fueron el pasaporte para que Gallardo se olvide del jugador de Central y pida por él. Los casi 3 millones de dólares sonaron fuerte en ese momento y para colmo Libertad quería cash, nada de plan de pagos. Moreira insistió y el pase se hizo. Ese gesto a Gallardo le encantó y en los primeros entrenamientos se dio cuenta que no iba a ser un refuerzo mas.


LEA MÁS:

      Embed


Su historia en Libertad daba cuenta de un estilo de juego con la mirada en el arco de enfrente más que en el propio y eso fue fundamental para la decisión del Muñeco, Por eso cuando lo de Salazar ya estaba muy complicado, Gallardo les pasó el nombre de Moreira. La dirigencia de fútbol de River y Enzo Francescoli, no estaban al tanto del plan B y fueron con la convicción de los argumentos que le dio el DT.

Habían visto horas de video de sus 5 años en Libertad donde llegó a los 19 años de 2 de mayo y se hizo titular sin dudar. Había arrancado de volante por la derecha, pero en Libertad lo mandaron al fondo para que sorprenda. Su carrera en Paraguay fu un éxito, siendo parte de una ciclo super exitoso del equipo del presidente Cartés.

Su planilla tiene 247 partidos hasta ahora incluyendo sus últimas convocatorias a la selección nacional. Llego con ínfulas ganadoras y se gambeteó en velocidad a la adaptación que a otros jugadores les cuesta meses y más meses. Moreira se puso la titular y no volvió a salir y la gente ya se acostumbró a verlo más cerca de Alario y D'Alessandro que de Batalla y Maidana, un detalle que en el paladar millonario es un manjar.

River se olvidó rápido de Mercado y mucho tiene que ver la personalidad de este jugador que la rompe.

      Embed


Comentarios Facebook