sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Suerte
30 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Una bestia que es cosa seria

0
Comentarios


Con el propósito de ganar más bazas que el resto, la original partida exige una estrategia contundente. Asistir, matar, fallar y pisar son condiciones de un éxito seguro. Si alguien se queda sin la chance de obtener al menos una baza será rebautizado como la bestia del grupo.

Una bestia que es cosa seria
Foto:

La Bestia es un juego francés de cartas que se practica desde el siglo XVIII. El objetivo es ganar más bazas que los otros jugadores. Para no ser penalizado hay que ganar por lo menos una baza. El número usual de jugadores que participan en una partida de la Bestia varía entre 3 y 8. Se usan barajas francesas.

Si son 3 los participantes, se juega con 28 o 32 cartas. Es decir, se retiran del 2 al 6 o al 7 de los cuatro palos. Para cada jugador, a partir de 3, se añade el siguiente grupo de 4 cartas del mismo índice o los 2 grupos siguientes.

En cada palo, el orden es con el as como carta más alta y el dos como la menor. De mayor a menor: as, rey, reina, jota, diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco, tres y dos, si se utiliza la baraja completa. Con la baraja incompleta el orden no se altera ya que, puede observarse, se retiran inferiores de cada palo.

Cada jugador, en su turno, echa una de sus cartas, que deberá ser del mismo palo que la carta de salida (asistir), es decir, la inicial de la baza y superior a las jugadas anteriormente en la misma baza (matar) si no se tiene carta del palo de salida, es obligatorio jugar una del palo de triunfo (fallar), que en caso de no ser el primer triunfo de la baza, deberá ser superior a los anteriores (pisar). Sólo en caso de no asistir ni fallar o, se puede pisar y se echará una carta cualquiera (descarte). Hay que tener en cuenta que siempre es obligatorio asistir y, si no se mata, se jugará una carta del palo de salida. En cambio, si se tiene que fallar pero no se puede pisar, no es obligatorio subfallar, se puede hacer un descarte. Gana la baza el jugador que ha echado la carta mayor del palo. El jugador que gana una baza tiene la salida en la siguiente.

¡A jugar!

El primer turno de dar se establece por sorteo. Antes de cada reparto los jugadores ponen en el plato la cantidad de fichas acordada, teniendo en cuenta que cada uno ganará una ficha por baza conseguida y, por tanto, debe haber 5 fichas como mínimo en el plato. Por otra parte, la cantidad no debe ser muy alta, ya que el jugador que queda en "bestia" (no hace ninguna baza) debe pagar todo el importe del plato.

Después de haber hecho los pagos iniciales, el dador reparte cinco cartas boca abajo. Su última carta la deja descubierta junto a él para que todos conozcan el palo de triunfo de la partida. Una vez que los jugadores han visto sus cartas, empezando por el jugador de la derecha de quien repartió, cada uno tiene la posibilidad de decir "juego" o "paso", por considerar que sus cartas no son lo bastante buenas como para ganar alguna baza. Entonces deja las cartas sobre la mesa. Por el contrario, quienes "juegan" se quedan con las cartas.

Si todos pasan, la mano se anula y el turno de dar pasa al jugador situado a la derecha del anterior dador. Todos los jugadores deberán colocar la cantidad establecida en el plato antes del reparto de la siguiente mano. Si todos los jugadores han pasado menos uno, éste gana todo el Plato.

Comentarios Facebook