viernes 2.12.2016 - Actualizado hace
Suerte
30 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Para invocarlos mejor

0
Comentarios


Los testimonios sobre la existencia de seres fantásticos y llenos de magia y misterio que para muchos no tienen explicación, hoy continúan desvelando a estudiosos y científicos en general

Para invocarlos mejor
Foto:

Una oración es poderosa, no por la forma en que está redactada, o por las palabras que en ellas se pronuncian, ya sea oralmente o mentalmente, sino por el conocimiento de lo que se está diciendo, por la repercusión que se sabe que tendrán esas palabras, por el conocimiento de la realidad superior, por saber lo que se está haciendo realmente, por sentir que realmente ya está hecho en el presente lo que en la oración se pide, solo que en estado mental, esperando a que lo vivas para desplegarse en lo que tú conoces como realidad material, que en realidad no es ni más ni menos que una forma de luz de tu propia mente.

Así pues, creo que dejo claro que es la fe la que hace poderosa a una oración. Así que eres tu quien hace poderosa cualquier oración por más sencilla que sea. Con estas explicaciones comprenderás que tú mismo puedes y debes crear para cada momento de tu vida, las oraciones que necesites en cada momento. Por ese motivo solo expongo aquí algunas oraciones.

Oración a tu Duende

"Espíritu de mi Duende protector que das constancia y Protección a mí y a mis familiares. Queridos amigos que me ayudan: Dadle ayuda a aquellos que me asisten con soluciones a los problemas en mi vida y dad consuelo a mi alma; reveladme lo que tengo que hacer mañana y dadle fuerza y voluntad a mi afligido Espíritu; haced desaparecer mis problemas y restaurad mi Fe". Amen.

Sugiere a mi imaginación las revelaciones que debo poner en práctica mañana... Haz que tome fuerza en la contemplación de la naturaleza y levanta mi Espíritu atribulado de las nuevas luchas que han hecho desvanecer mis esperanzas. Amen".

Oración de convocación

Espíritus Elementales, acérquense a mí!. Gnomos, compartan su humor conmigo. Ondinas, jueguen en mi presencia. Silfos, que la brisa me acaricie. Salamandras, muéranse en las llamas de las velas. ¡Espíritus Elementales, Gracias por venir!

Plegaria

Esta plegaria es un homenaje y reconocimiento a los antiguos Dioses Celtas y por intersección de San Patricio convocamos a los Duendes...

Escucha mi voz, porque tres veces llamo a tus puertas.

Te llamo, desde las profundidades de esta Tierra sabiendo que tú no duermes, sino que aguardas. En tranquila vigilancia a que el Señor del Tiempo vuelva a la hora señalada en la que la cola de la serpiente encuentra su cabeza.

Siempre en guardia, siempre pacientes con nuestras mentes vacilantes aguardáis. Vosotros, a los nosotros que en nuestra ceguera hemos rechazado, aunque algunos os conocemos por otros nombres.

Los niños juegan malamente con los juguetes del cielo, golpeándolos y destrozándolos. Con tedio en el vano intento de encontrar todo lo que a primera vista es nuevo y brillante. Pero como lamentablemente el brillo se opaca, ellos se mueven hacia nuevos campos, Dioses mas brillantes se convierten en sus juguetes hasta que, cuando se quedan sin brillo, ya no divierten.

Pero Oh!! Grandes Dioses, seguramente el tiempo ha considerado que todos tienen que dejar los caminos de la infancia, o desplazarse hacia otras guarderías cósmicas.

Todos los inexpertos han de volar del nido doblando así sus alas, juntos en esa gran migración hacia las estrellas que se prepara cuando el Universo Cósmico indique las líneas de las futuras glaciaciones. Llévame contigo, si mis alas jóvenes sienten el cansancio del camino, hacia otras partes más bonitas. Y mis lágrimas por tu rechazo llevan una parte de la culpa de la Tierra, sea. El niño que rompe el juguete no es más que un niño, perdónale, y reconoce el amor y la adoración de este ciervo tuyo que ha dejado su guardería mundana por la verdad de tu Estado.

Venid, venid, venid, ¡oh! Espíritus de las Estrellas, de los Campos, de la Naturaleza...que estuvieron antes del tiempo del hombre. Cuyos nombres han elevado los nobles esfuerzos de la vida. Y han llevado la deshonra a través de aquellos que en su juventud cósmica han desoído tus Principios. Venid, venid otra vez, y dadnos una nueva oportunidad.

      Embed

Comentarios Facebook