viernes 2.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
31 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

30 años no es nada para el regreso de Julián Weich

Karim González
0
Comentarios
Por Karim González


El experimentado conductor se pone al frente de la nueva propuesta de la TV Pública: un programa de preguntas y respuestas con un curioso mecanismo de eliminación de participantes que dará que hablar.

30 años no es nada para el regreso de Julián Weich
Foto:

E sta noche a las 22 por la TV Pública Argentina, Julián Weich, volverá a ser el timonero de un nuevo programa de entretenimientos en El Punto Rojo, el ciclo que premiar á los conocimientos y la estrategia elegida por sus participantes para acercarse al gran premio final de 100.000 pesos.

La propuesta parece la ideal para que vuelva a la pantalla del canal estatal luego de casi tres décadas, cuando era un joven que interpretaba a un mozo que le servía medialunas al staff del matutino Desayuno conducido por Daniel Mendoza. Y también para regresar al ruedo con su clásico estilo de envío de juegos para toda la familia tras trastabillar con su último programa en televisión: Mi mamá cocina mejor que la tuya en El Trece, que finalmente se convirtió en El mejor de la cocina.

"Estoy contento de presentar un programa que tendrá a ocho participantes. Les voy a hacer tres preguntas a cada uno, con cuatro opciones. El que contesta mal alguna debe irse. El que contesta bien entra en el punto rojo", cuenta Julián con espíritu entusiasta horas antes del debut del programa que contará con ocho concursantes quienes deberán responder tres rondas de preguntas para avanzar hasta el codiciado "punto rojo". Una vez situados en esa zona, los que hayan llegado se eliminarán entre sí mediante diversas estrategias hasta que quede un único finalista, quien intentará acceder al gran premio final o alzarse con alguno de los parciales. El punto rojo que hoy estrena la emisora oficial es un formato que el mismo Weich presentó en el canal después de haberse puesto al hombro el malogrado envío que apuntaba a elegir a un talento de la gastronomía.

"Este es totalmente distinto", asume el hombre que, entre otros, se destacó al frente del exitoso Sorpresa y «, Justo a Tiempo, Trato hecho y los realities Fort Boyard y Expedición Robinson. Y de inmediato responde a la novedad que presenta el ciclo en distinción a tantos que pululan por la pantalla chica.

"En éste estoy yo y en los otros no. Esa es la diferencia", se ríe fuerte. "Acá habrá preguntas de historia, ciencia y cultura general, entre otras cosas. Íbamos a hacer un formato extranjero, pero el costo era muy alto y ya arrancábamos con menos diez. Hay miles de programas de preguntas y respuestas, pero creo que éste se diferencia por el mecanismo de eliminación", asegura Julián con gesto cómplice. A diferencia de lo que ocurre en las emisoras líderes como las que integró, Julián Weich, sabe aunque se niegue a manifestarlo abiertamente, que en la pantalla de la Televisión Pública Argentina las exigencias son otras. La premura por responder a una equis cifra de rating no cuenta así como los constantes cambios en la grilla, lo cual puede generar algún tipo de alivio para su protagonista. "A mí me alivia lo que alivie a los gerentes", sonríe tajante. "Nadie me pidió que hiciera un programa de 1, 2 o 3 puntos.

Sólo me dijeron: "Hacete un programa que salga lindo y que dure mucho". A mí me convocó para hacer un programa de entretenimientos Horacio Levin, con quien yo trabajé durante muchos años en PromoFilm. Me dijo que quería un programa de preguntas y respuestas. Y desarrollamos un formato propio que gustó. Lo demás no forma parte de lo que me ocupa", señala este animador. "Yo hago el programa del mismo modo. Me da lo mismo trabajar en la televisión pública, privada o de la China. Lo que yo valorizo es mi relación con el público. La cámara es la misma y yo le sigo hablando a la gente. Nunca nadie en la calle me preguntó si hago tal o cual cifra de rating. Esas son preguntas de los periodistas. Lo mismo con si prefiero actuar o conducir. En la calle no me lo preguntan", vuelve a sonreír una vez más quién precisamente, como actor, dio sus primeros pasos en los juveniles Clave de sol y La banda del Golden Rocket.

"De todos modos, la realidad es el rating y lo que dice la calle. Tengo 30 años de experiencia y sé que hay un resultado mínimo para permanecer", declara Weich quién, en la flamante programación oficial, se le asegura llegar con su producto a todos los puntos del país. "Uno nunca sabe bien adónde llega. La sensación es que me meto en las casas de todo el país, y eso me pasó también en todos los canales en los que trabajé", relativiza.


      Julián Weich El Punto Rojo


-¿Qué expectativas tenés en relación al estreno?


-Quiero hacer un programa bueno, de calidad, el éxito o no, depende de muchas cosas, a veces el público acompaña, pero a veces no, hoy con el cable y los nuevos formatos, cada uno ve televisión cuándo y cómo quiere .

-Como conductor apelás al humor cuidando el lenguaje...

-Sí, no creo que resulte más canchero, o genere más aceptación en los televidentes repetir malas palabras, o cuando hablás de cualquier forma frente a la cámara.

Recuerdo

Era un jovenzuelo que buscaba su lugar en la pantalla chica cuando hace 29 años Julián Weich trabajaba en Canal 7. Su participación era breve pero contundente. Frente a la imponente mesa de Desayuno, el magazine periodístico que en 1987 conducía el fallecido Daniel Mendoza, se convertía en un simpático mozo que le servía medialunas a todo el equipo en medio de un pequeño sketch. "Hacía una participación ínfima. En las dos horas de programa, yo entraba no más de cinco minutos", comenta Julián evocativo.

"Ahora vuelvo al canal después de tanto tiempo. Y es muy loco, pero mucha gente se sigue acordando de eso y también muchos de los que trabajaban en aquella época que siguen estando", se asombra el conductor de El punto rojo, que desde esta noche y todos los miércoles a las 22, marcará su vuelta a la pantalla estatal. La grilla de los canales de la televisión abierta, en este momento se muestra generosa en el género: "Desordenados", conducido por Clemente Cancela por la misma pantalla, da cuenta de la tendencia, mientras que Leo Montero se muestra eficaz al frente de "Mejor de noche", envío diario con entrevistas, shows y juegos por Canal 9, donde también se emite los domingos, "Hoy ganás vos", liderado por Fabián Gianola.

El Trece presenta también un menú variopinto: "A todo o nada", de Guido Kaczka, de lunes a viernes; "Como anillo al dedo" con Nicolás Vázquez y "Pasapalabra", el dominical de Iván De Pineda.


      Embed



Comentarios Facebook