lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Libros
02 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Elizondo: “El arbitraje argentino está estancado”

Maximiliano Acosta
0
Comentarios
Por Maximiliano Acosta


En una charla íntima, el ex árbitro consideró que la crisis en la AFA es una “oportunidad de cambios para que la profesión crezca”. También aseguró que “en el mundo hay una necesidad de transparencia” a raíz del FIFA Gate. Presenta “Partido ganado”, su nuevo libro a cerca de la toma de decisiones en momentos de presión, la importancia de la autocrítica y el trabajo en equipo. “No hay que imponer el conocimiento a los gritos”, recomienda

Elizondo: “El arbitraje argentino está estancado”
Foto:

Hace una pausa. Piensa. Responde lentamente. En cada palabra Horacio Elizondo tiene tranquilidad. Se muestra sereno. Remarca la importancia de tener una autocrítica en cualquier profesión, que todos "tenemos un miedo interno", recomienda escuchar a los que ejercen la misma profesión, pero "evitar caer en otro estado emocional o ponerte piedras en el camino". Al escuchar  "ex árbitro", corrige: "Uno no deja de serlo, siempre está en contacto".

Por eso, se deja de lado un momento la presentación de su libro para adentrarse en el referato. Critica, pero propone soluciones. Ve crisis, pero una puerta de salida. Considera que el FIFA Gate demuestra una "necesidad de transparencia".

-Desde que abandonó el arbitraje profesional, ¿Nota que hubo cambios a nivel nacional?

-No, no. En 2008 estuve a cargo de la DFA (Dirección de Formación Arbitral) por un año. Hasta este año se fue achicando y no se aggiornó al tiempo. Está inmersa en una parte de la crisis de la AFA. Hay un estancamiento en el arbitraje argentino y demuestra un final. Pero esta crisis, como toda crisis, creo que da una oportunidad, que es un cambio para que el arbitraje pueda crecer en Argentina.

-Y fuera de los límites del país ¿Cómo vio, por ejemplo, el arbitraje en los Juegos Olímpicos?

-Hubo errores, pero lo que pasa es que el fútbol explotó mundialmente con lo sucedido en la FIFA. Por eso se está dando el debate y la necesidad de demostrar una transparencia en el fútbol. Está en un cambio. Y en esa transparencia aparece la tecnología.

-¿Está a favor del uso de tecnología?

-Sí, por supuesto. Es una ayuda importante. La tecnología avanza para poder transparentar. El humano falla. Pero lo que no se tiene que desvirtuar es la esencia del juego.

FOTO DE LA TAPA DEL LIBRO

      Libro Elizondo.jpg

"Partido ganado" (Conecta-2016) es su nuevo e interesante libro acerca de cómo sobrellevar los momentos de presión y la toma de decisiones en instantes que pueden cambiar el curso de situaciones (quizás a futuro). Mediante algunos ejemplos históricos de su profesión traza paralelismos la cotidianeidad: decenas de personas que a diario deben pensar rápido y evitar equivocarse, o hacerlo la menor cantidad de veces posibles.

-Hace énfasis en el miedo dentro de esos obstáculos de las dudas, de la indecisión ¿Cuál es el nivel de importancia?

-El miedo es la gran influencia. Desde que nacemos vamos tomando conciencia de que hay miedo. Se forma un miedo interno, como el miedo a morir, el miedo a equivocarse, a no rendir en un examen, en un trabajo. Ahí parece que miedo y valentía son distantes pero están en el mismo camino. Hay un momento en que la valentía le gana al miedo, y es en las decisiones que uno toma.

-La autocrítica también juega su partido.

-Sí, porque lo primero que hay que ver es cómo actúa uno con uno mismo. Se conjugan muchas cuestiones que tienen que ver con la psiquis. Aparece la preocupación, por eso digo que uno cuando está preocupado no está accionando, no actúa.

-¿Cómo se sobrelleva la crítica, que es uno de los temores internos?

-Hay que tener una empatía con la crítica del otro también. Uno tiene que reconocer y aceptarlas, no bloquearlas. Es algo que se va aprendiendo. También hay que ver si uno está apto.

      Embed

-Cuando dirigía ¿cómo manejaba esas críticas?

-Hay gente que sabe mucho y hay otra que es masiva y que forma opinión. Es saber escucharlas para evitar agregar piedras en el camino o caer en otro estado emocional.

-Estuvo como analista de partidos de árbitros y en ese rol era crítico ¿Pensaba en cómo iban a recibir los colegas esas críticas?

-Traté de ser lo más objetivo posible y sacar esos condicionamientos. Si lo conocés amerita siempre la palabra, pero nunca hay que abandonar el contenido. No se debe imponer un conocimiento a los gritos.


      Embed


Comentarios Facebook