sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Internacionales
06 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Come por un embudo y quiere ser la mujer más gorda del mundo

0
Comentarios


Mónica Riley es una modelo XL de 27 años que aspira a batir el récord de obesidad y quedar totalmente inmóvil. Su novio la asiste y cocina para que ella consuma 8 mil calorías por día

Come por un embudo y quiere ser la mujer más gorda del mundo
Foto:

Mónica Riley es una mujer de 27 años que se obsesionó con convertirse en la mujer más gorda del mundo y por eso pasa todo el día consumiendo la comida que le prepara devotamente su novio Sid Riley, de 25.

Sid pasa todo el día cocinando para Mónica ¡y le da de comer a través de un embudo! por expreso pedido de ella. La mujer consume alrededor de 8.000 calorías por día, y necesita la ayuda constante de su novio para higienizarse y moverse por su casa. Su cintura mide dos metros y medio y en la actualidad es una de las modelos del sitio para adultos "Big Beautiful Women".

"Mi plan es alcanzar los 450 kilogramos y lograr inmovilizarme. Me sentiría como una reina porque Sid podría posarse de pies y manos sobre mí y está muy entusiasmado con la idea. Es una fantasía sexual para nosotros y hablamos mucho sobre ello. Él me ayuda a levantarme del sofá y de la cama", le contó la mujer al periódico The Sun.


      Embed

"Si me acuesto a dormir después de una gran cena, él tiene que ayudarme a rodar sobre mí misma porque mi vientre está demasiado lleno para hacerlo", agregó Riley.

La modelo sufrió de sobrepeso toda su vida pero desde hace dos años, y después de retirarse a último momento de una operación de reducción de peso, se reconcilió con su figura, y desde hace cuatro meses convive con Sid, uno de sus 20 mil seguidores, y a quien conoció a través de Internet.

La pareja transmite por Internet el momento de la alimentación a través del embudo. "Eso es algo que me encanta hacer porque me parece algo muy sexual. Y sé que a Sid le gusta hacerlo también. Tenemos 20 mil fanáticos en línea a los que les encanta mirar ese momento", relató la mujer.

"También queremos tener un bebé al que pienso criar desde mi dormitorio. No hay nada que me impida hacerlo. Contrataremos a una niñera para que nos ayude con las cosas de la casa y lo saque a pasear. Algunas personas podrán pensar que somos egoístas pero confiamos en ser buenos padres", contó. 
      Embed

Comentarios Facebook