domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
11 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Mónica Villa: "En casa nada está prohibido"

Sergio Pjaseczny
0
Comentarios
Por Sergio Pjaseczny


Dice que junto a su marido construyó una familia en la que cada miembro “respeta la integridad y la individualidad del otro”. Afirma que no le gusta actuar bien bajo presión, que últimamente le cuesta cumplir con las rutinas y que con el tiempo aprendió a ser más prudente.

Mónica Villa: En casa nada está prohibido
Foto:

En esta oportunidad, la actriz Mónica Villa, quien forma parte del elenco de la comedia Familia Imputada, afirma, entre otras cosas, que es una persona de principios, que el dinero es sólo un medio, que actuar bajo presión no saca nada bueno de ella y que es capaz de realizar grandes sacrificios por sus seres queridos. Habla una actriz para la que su trabajo es la energía vital de su existencia.

l ¿Cómo intuye que se relaciona con los demás?

-Bien. Mantengo un vínculo estándar, normal.

l ¿Qué importancia le asigna al dinero?

-Para mí, es un instrumento que me permite conseguir cosas. Es un medio que me posibilita mantener mi vivienda, trasladarme de un lugar a otro, comer y vestirme, no más que eso.

l En su casa, ¿qué cosas están prohibidas?

-En mi casa, ni mi marido ni yo nunca hemos prohibido nada. Cada miembro de la familia que construí respeta la integridad y la individualidad del otro.

l ¿Cómo definiría su línea de conducta?

-Fui y soy una persona de principios. Mis valores y mi dignidad ocupan el primer lugar y jamás le falté a eso.

l Actuar bajo presión, ¿saca lo mejor de usted?

-En general, bajo presión no saco nada bueno. Tiendo a cerrarme. No me gusta trabajar bajo presión.

l ¿Le cuesta más decir lo que piensa o pensar lo que dice?


-Con los años aprendí a ser un poco más prudente con este tipo de cosas.

l De la vida cotidiana, ¿qué se le hace cuesta arriba?

-Actualmente, se me complica cumplir con las rutinas, porque tienden a aburrirme. Te diría que en este momento histórico todo se me hace bastante cuesta arriba (risas).

l ¿Es capaz de llevar adelante grandes sacrificios por los demás?

-Sí, por la gente que quiero soy capaz de hacer grandes sacrificios.

l ¿Con qué ojos mira la vida?

-Con ojos realistas y optimistas porque, pase lo que pase, la vida es maravillosa.

l Hasta la fecha, ¿podría decir que ha vivido como ha querido o como ha podido?

-Vivo de acuerdo a mis elecciones. Es decir que me hago cargo de todo lo que elegí.

l Anímicamente, ¿es usted estable o ciclotímica?

-Soy bastante estable. Jamás me podrán tirar abajo. Siempre encuentro motivos para ser feliz. En el plano laboral, si me quitan un trabajo, enseguida lo repongo, si no me llaman para trabajar, yo me lo genero.



LEA MÁS:
      Embed

l ¿Qué peso tienen las opiniones de sus seres queridos o más próximos con relación a las determinaciones que toma?

-Para mí es muy importante la opinión de mis seres queridos. Si bien escucho sus consejos, porque soy una persona que entiende razones, puedo decir: "Mirá qué bien, no se me había ocurrido", pero no tuerzo el rumbo de mis decisiones.

l ¿Es ambiciosa o se conforma con poco?

-Soy ambiciosa tanto en lo profesional como en lo personal.

l ¿Cuál es su mayor capital?

-Sin duda, mi capacidad de amor.

l ¿Cómo enfrenta a las personas tóxicas?


-En la medida de lo posible, no las enfrento, trato de evitarlas.

l ¿Le aportó más usted a la vocación o la vocación a usted?


l En realidad, ha sido un intercambio.

l ¿Qué siente por el trabajo?

-Para mí, es energía vital. Es una parte importante de mi vida. A veces, hay picos en los que uno tiene demasiado trabajo, pero en mi caso no han sido tan frecuentes, todo ha sido bastante proporcionado.

l En lo profesional, ¿siente que está de vuelta?

-De ninguna manera, yo sigo yendo.

l ¿Para qué faltas que comenten los demás tiene más indulgencia?

-Para los errores que se comenten desde la inocencia.

l ¿Qué le gustaría corregir de usted?

-Creo que de eso se trata la vida. A medida que uno va creciendo, va advirtiendo los errores que comete y los va corrigiendo sobre la marcha, porque vivir es un aprendizaje constante.

l ¿Se siente distinta al resto o una más de la manada?

-Distinta al resto en todo, tanto en la forma en que encaro mi profesión como en los valores que tengo.

l Por caminos de vida, ¿se conduce con la fe o la razón?

-Me conduzco con la razón y con la fe.
      Embed


Comentarios Facebook