domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Salud
11 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La importancia del acompañamiento en la fertilización asistida

Guido Gutiérrez Mónaco
0
Comentarios
Por Guido Gutiérrez Mónaco


Las presiones que sufren las mujeres que no pueden ser madres son muy grandes, y muchas veces se producen situaciones de estrés; son vaivenes emocionales que en general no son tenidos en cuenta por los profesionales que las atienden. El doctor Ramiro Quintana, especialista en reproducción asistida, hace referencia a ser más humanos: “El acompañamiento es fundamental”.

La importancia del acompañamiento en la fertilización asistida
Foto:

 "Es común que las mujeres que tienen problemas con los embarazos naturales comiencen a dejar de relacionarse con amigas que sí lo logran, dejando de frecuentar círculos donde no se sienten cómodas, e incluso, muchas sufren las presiones sociales de familiares y amistades que les preguntan cuándo menstruaron o les dan consejo de comprarse un perro que les sirva de compañía.

Todas estas cuestiones que tienen que ver con lo social deben ser tenidas en cuenta por los médicos a la hora de tratar a la paciente, porque antes que nada, tratamos a personas", sostiene el doctor Ramiro Quintana (asesor científico en PROCREARTE), especialista en medicina reproductiva y fertilización asistida,

El proceso de fertilización es largo y doloroso: "En primera instancia, se medica a la mujer para que pueda generar óvulos de calidad. Todo eso dura alrededor de dos semanas, para que luego sean aspirados y juntados con los espermatozoides del hombre. En ese momento, se define si hay fertilización o no, por lo que en caso afirmativo, luego se inyectan los embriones en la mujer para ver si pueden agarrar y generar el embarazo. En pocas palabras, ése es el tratamiento, pero las vivencias y las experiencias que van sintiendo las mujeres poco tienen que ver con una descripción tan lineal.


LEA MÁS:

      Embed

Muchos vaivenes emocionales son sentidos por todas aquellas que se someten a estos métodos, y en esos momentos, el acompañamiento del científico es fundamental. Los médicos estamos preparados para ser muy profesionales, para tratar de no sentir nada por el otro y ésa es la equivocación. Si en esta especialidad no sentimos y vivimos las mismas cosas por las que está pasando el otro, estamos fallando en algo".

Una vez que las mujeres se acercan al consultorio del doctor Quintana, es probable que ya hayan tenido varias experiencias traumáticas: "La gran mayoría de ellas, ya pasaron por numerosos tratamientos y llegan con miedos a no poder quedar embarazadas". Además, muchas tienen mitos incorporados debido a sus experiencias poco felices: "No es raro escuchar que algunas mujeres creen que para poder procrear, deben quedarse acostadas dos horas luego de tener relaciones, que no deben mojarse o que tienen que tener relaciones en un almohadón. Todo esto genera sentimientos de estrés y perturbaciones que afectan la psiquis de las pacientes, por lo que en muchos casos, es recomendable que se realicen consultas interdisciplinarias, como ser grupos de psicólogos o psiquiatras, que acompañan al médico reproductivo durante todo el transcurso".

El profesional considera que la medicina actual se despersonificó ya que "hay muchas situaciones de violencia que subyacen en las relaciones sociales. Hoy en día, hay pacientes o alumnos que les pegan a médicos y maestros, y esto es el producto de un deterioro de los vínculos. Esto tiene como resultado que los profesionales de la salud son cada vez más fríos y menos comprometidos.

      Embed


Comentarios Facebook