domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
10 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Deportivo Bragarnik juega en todas las canchas

0
Comentarios


Quién es el poco conocido, pero cada vez más influyente, representante de futbolistas y técnicos que ha extendido su dominio y hasta se convirtió en gerenciador de muchos clubes en Argentina.

El Deportivo Bragarnik juega en todas las canchas
Foto:

Puede jactarse de ser tan invisible para el público como en su etapa como mediocampista en Yupanqui, en la transición de un milenio al otro. Cristian Bragarnik no logró hacer pie dentro de la cancha -su registro en el club del Ascenso no llega a la media docena de encuentros- pero articula el mercado de pases del fútbol argentino con presencia en 20 de los 30 equipos que conforman la Primera División. Su sello en el fútbol son los negocios, las camisetas que transpiran los otros.

Su rostro es tan anónimo como el de cualquiera que sube al transporte público. De tener una SUBE podría andar en subte sin que nadie alzara la vista para reconocerlo. Pero a Puerto Madero no lo arrima ninguna combinación y allí, donde tiene sus oficinas, es bien conocido por quienes firman los contratos de representación.

"Tiene gerenciado siete clubes, le llueve la plata de México y el problema de las barras y de los clubes en general se lo arreglan los dirigentes porque él actúa como agente financiero", lo grafica con exactitud la autoridad de un club que actualmente participa del torneo de Segunda División.

El modelo de gerenciamiento

Mientras el fútbol argentino se aproxima a un escenario en el que las sociedades anónimas deportivas convivirán lícitamente con las actuales asociaciones civiles sin fines de lucro, Bragarnik opera al margen de los límites. El dirigente que acaba de graficarlo, hace referencia a un tabú que en AFA solo se habla en voz baja. Arsenal, Defensa y Justicia y Godoy Cruz son algunos de esos clubes en los que el empresario replica un modelo de gerenciamiento prohibido por el estatuto vigente.

Los pasos del empresario se pueden repasar fácilmente: Jorge Almirón, el técnico que llegó de México y antes de lograr el campeonato con Lanús y previamente Independiente, se sentó en el banco de los clubes que su mecenas desembarcaba: el Tomba y el Halcón. Los mismos por los que también pasó Diego Cocca.

LEA MÁS:

      Embed

El desembarco en Racing fue el más visible del empresario, con Cocca y una batería de refuerzos que tuvieron en Gustavo Bou el chivo expiatorio para señalar con el dedo a Bragarnik y considerar que la Academia era Deportivo Bragarnik. La coronación con goleador incluido miró con otros ojos al empresario que ya venía con otro caso de éxito: el ascenso de Defensa y Justicia, con buena parte de los protagonistas.

La manera de captar jugadores es la habitual para los capitanes del negocio del fútbol: buscar promesas que ya cuenten con un representante y solicitarle el cambio de firma para llegar a un mejor club. Así cuenta con 49 jugadores y una buena cantidad de entrenadores. En el ámbito argentino, los futbolistas rotan por los clubes gerenciados o, según el eufemismo, en los que Score Fútbol -la empresa que lidera-, hace sus negocios.

Ampliando los negocios

Con esa empresa pretende ampliar su espectro. Lo seduce el juego on line, que aún no tiene contrato posible con AFA y cuyas plataformas deben estar asentadas jurídicamente en otro país porque le legislación local no lo permite. Con tantos actores de reparto en el abanico de apuestas, Bragarnik podría convertirse en algo así como el dueño de la mitad de las bolillas de un bolillero millonario.

¿Por qué la fuente consultada indicó que 'le llueve plata de México? Porque parte de sus negocios giran en torno al fútbol de ese país. Para cuando en 2008 desembarco en el Ascenso argentino, venía con la experiencia de mexicana y un caudal de dólares con los que lograba gerenciar -pese a la imposibilidad legal- el fútbol de donde desembarcaba.

La mayoría de los clubes que fueron vidriera de los jugadores propios concretaron pretemporadas en Tijuana, hospedados en hoteles casino y utilizando instalaciones de clubes de la segunda división de ese país, donde oportunamente el empresario hizo sus primeras armas en el negocio.

En México los movimientos de dinero en juegos y fútbol son elegidos por los carteles para lavar activos y de allí el manto de dudas sobre la procedencia del dinero con que opera en este país. "No hay nada espurio", asegura el directivo que le dio las llaves del club hace casi cuatro años, con resultados extraordinarios y una nueva tribuna de cemento que será el monumento inocultable del paso de los 'inversores'.

Si bien el escenario de las sociedades anónimas blanquearía intervenciones de este tipo, la pregunta es la misma: ¿Qué sucede cuando dos equipos del mismo capitalista se enfrentan? Los clubes como unidades de negocio tienen que desarrollarse en el mercado y si la misma persona los controla, puede decidir cuál explotar hoy y cuál mañana. Y esa persona, no tiene rostro público.

      Embed


 

Comentarios Facebook