sábado 24.09.2016 - Actualizado hace
Suerte
13 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Y llegó el fatídico Martes 13

0
Comentarios


¿De dónde viene esa sentencia de que en esta fecha hay que cuidarse de manera particular de la mala suerte? Al margen de las diferentes razones supersticiosas, la historia remite a la caída de Constantinopla, cuando número y día coincidieron, generando revuelo.

Y llegó el fatídico Martes 13
Foto:

Mucha gente en el mundo y en diferentes culturas padece ese temor difícil de sobrellevar la jornada cada vez que el almanaque anuncia que es martes 13. Se sufre debido a una fobia cuyo nombre técnico es trezidavomartiofobia o triscaidecafobia.

Todo nace con supersticiones conectadas: la que recae sobre el número 13 y la que pesa sobre los martes. Es probable que la primera vez que se conectaron haya sido el martes 13 de abril de 1204, cuando cayó Constantinopla en la Cuarta Cruzada.

Aunque siglos atrás el martes ya significaba mala suerte tanto para romanos como para griegos, quienes vinculaban a ese día con los dioses de la guerra, Ares y Marte. El origen de la superstición además se asocia al número de comensales de la Última Cena, poco antes de que Jesús fuera crucificado: se lo señala a Judas, quien traicionó a Cristo, como el 13 de esa mesa. También se dice que la leyenda de la Torre de Babel, que llevó a la confusión de todas las lenguas, se produjo un martes 13.

El capítulo 13 del Apocalipsis habla del Anticristo, y en el Tarot ese número representa la muerte. La cábala judía, en tanto, se refiere a los 13 espíritus del mal. Y fue un 13 de octubre de 1307 cuando más de cien caballeros templarios fueron arrestados en Francia por el rey Felipe IV. Para el escritor Marcos Rafael Blanco Belmonte, el origen de la fecha aciaga en su país se vincula con el martes 13 de junio de 1276, cuando la población de Játiva (actual Valencia) fue tomada por los musulmanes.

Nuestro martes 13 tiene el mismo significado que el viernes 13 en las culturas anglosajonas o el viernes 17 en Italia. La cuestión es que muchos precavidos tratan de cumplir ciertos ritos o no hacer algunas actividades en días como estos. El 13 falta entre los pisos de algunos edificios, hoteles o en las filas de ciertos aviones: del 12 se salta al 14. Jamás debemos tener 13 invitados en casa. Algunos deciden no cortarse las uñas o el pelo. El grupo uruguayo de rock No te va gustar en sus discos tampoco incluye temas con el número 13 y por ahora tan mal no le fue. Es más, muchos artistas eligen no presentarse durante fechas semejantes. En la mayoría de los autódromos de Europa, ninguno de los talleres lleva el número 13.

Sin embargo, hay muchos que consideran al 13 como su número de la buena suerte. Así lo sienten algunos famosos futbolistas como los alemanes Gerd y Thomas Müller, y los uruguayos Sebastián "el Loco" Abreu y Sebastián Sosa.

Otros no creen ni en la buena ni en la mala suerte, pero igual cruzan los dedos, se ponen una cintita roja contra la envidia, ni locos pasan por debajo de las escaleras, evitan cruzar gatos negros y cumplen igual con los refranes populares que dicen: "El martes ni te cases ni te embarques", "Ni gallina eches, ni hija cases", "El martes ni hijo cases, ni cochino mates" y "El martes ni tu casa mudes, ni tu hija cases, ni tu ropa teja". Por las dudas, vio.

      Embed


Comentarios Facebook