domingo 25.09.2016 - Actualizado hace
Participación
14 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Otra mirada sobre los tatuajes

0
Comentarios


Señor director:

¡Lo que es la ¿evolución? de las costumbres! Cuando el nazismo estableció los campos de concentración, entre una de las ¿costumbres? fue la de tatuar a los prisioneros. Ya van quedando muy pocos, pero recordamos cuando muchos ex prisioneros, se levantaban la manga de la camisa y mostraban, casi con vergüenza, la marca de un número. Era la señal inequívoca de que se trataba de un ex prisionero de guerra, de un campo nazi. Hoy, no comprendemos ver a ciertas personas con más tatuajes que piel. ¿Qué se quiere probar? No lo comprendemos. Si lo que se desea es mostrar el amor y/o cariño hacia otra persona, vaya y pase. Pero eso es exclusivamente personal, salvo que se quiera demostrar una cierta fidelidad, ante... ¿ante quién? Lo que hace unos años, fue algo denigrante, luego evolucionó y justificó haber tenido que pasar tormentos, hoy se llenan de paisajes, nombres y otras cosas. Los esclavos egipcios, los animales vacunos y otros, se les tatuaba/tatúa a fin de evitar robos, pero con la marca de propiedad. ¿Qué sentido tiene grabarse el cuerpo? Es difícil su comprensión y encontrar el propósito de dicho acto. Bueno, ¡cada cual con su librito!

Lourdes Susana Garzón
DNI 30.423.183
      Embed


Comentarios Facebook