jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Vida
18 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La convivencia y sus dramas cotidianos

0
Comentarios


Temas tan diversos como la televisión, la higiene, el sexo o el reparto de tareas, pueden desencadenar en conflictos más profundos e irreversibles. Aquí, la mejor manera de reconocerlos y, con la firme convicción de afrontarlos, comenzar a trabajar para una rápida y necesaria solución.

La convivencia y sus dramas cotidianos
Foto:

Los problemas derivados de la convivencia son los que más afectan a las parejas, y es que compartir el mismo techo no es nada fácil. Mucho menos cuando los dos están acostumbrados a vivir solos o tienen fuertes costumbres o manías que hacen que convivir con otra persona sea casi imposible. Estos son algunos de los problemas que pueden surgir cuando alguien empiezas a vivir con su "media naranja", de cómo se afronten y la capacidad de ambos para hacer un profundo análisis, dependerá el futuro de la relación.

Reparto de la tareas domésticas

Este es quizás el principal problema y la solución es sencilla: todo a medias. Lo que es más complicado es ponerlo en práctica. Algunos varones no están acostumbrados a hacer este tipo de cosas pero se debe dejar en claro desde el principio que la responsabilidad es de los dos.

eLa televisión: El otro gran caballo de batalla: ¿qué vemos esta noche? Encontrar programas o series que les gusten a los dos puede ser difícil, así que si no se cuenta con ningún sistema como Netflix, lo mejor es que cada uno tenga el poder del mando en días alternos.

eEl orden: Si uno de los dos es muy maniático con el orden y el otro un completo desastre seguramente la van a pasar mal, pero tiene solución: ceder, como la mayoría de los problemas de pareja. En este caso deberán ceder los dos por igual.

eFalta de sexo: La convivencia es una de las principales responsables de que se acabe la pasión entre dos personas que se aman. Para conservarla, nada mejor que hacer un pequeño esfuerzo, por mas cansancio que se tenga, para tener unos minutos de intimidad. El resultado merece la pena.

LEA MÁS:

      Embed

eCostumbres y manías: Este es un tema que puede sacar de quicio a la pareja, por eso habrá que tener cuidado. En lugar de regañar al otro por las cosas que a nuestros ojos están mal, debemos hacer que se den cuenta por ellos mismos. Por ejemplo, si tu pareja deja siempre sus medias sucias en el suelo, hay que dejarlas ahí, por mucho que cueste verlas tirados. Cuando se quede sin ellas se dará cuenta de que debe ponerlas a lavar.

eNo respetar la independencia del otro: Vivir juntos no significa que se tenga que pasar el día entero pegados. Se puede (y se debe) estar en la misma casa haciendo cosas diferentes, ser independiente es importante y saludable.

eLa rutina: Es muy fácil acostumbrarse a ella y dejarse llevar pero se debe evitarlo y hacer que cada día sea diferente y especial.

eFalta de atención/afecto: Dar por sentado al otro tampoco es buena idea. Se deben dedicar atención, pasar tiempo juntos. Hacer cosas en pareja, aunque sea la limpieza semanal, eso hará más fuerte a la pareja.

eEl dinero: La economía doméstica puede dar muchos problemas, para evitarlos, habrá que establecer reglas claras entre los integrantes de la pareja.

eLa decoración: Sobre todo al principio es posible que se discuta bastante sobre la decoración que se va a dar a la casa. Los importante es buscar estilos intermedios para los muebles y decorar con accesorios que le gusten a cada uno.

Los primeros meses en pareja sientan las bases de cómo será la relación. Es una prueba de fuego que hay que superar para conocer la calidad de nuestro compromiso afectivo. El amor se construye día a día, entre ese espacio que va del inconsciente del uno al inconsciente del otro.

Antes de vivir juntos, mostramos al otro lo que queremos que vea. Sin embargo, en el día a día aparecen otros problemas, y nuestra pareja se convierte en el testigo de facetas que no nos parecen buenas. El conocimiento personal que cada uno tenga de sí mismo, y la madurez psicológica, influyen para que la empresa llegue a buen puerto.

      Embed

Comentarios Facebook