miércoles 28.09.2016 - Actualizado hace
Rugby
18 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Crece la preocupación en el rugby por lesiones cervicales

0
Comentarios


Cada vez son más los accidentes que se producen y aumentan los casos de jugadores que padecen traumatismos permanentes. Jerónimo Bello, pilar del San Isidro Club, prendió las alarmas este sábado al sufrir un daño que comprometió su médula

Crece la preocupación en el rugby por lesiones cervicales
Foto:

El último caso es el de Jerónimo Bello, pilar derecho del San Isidro Club, que sufrió una grave lesión cervical comprometiendo a la médula luego de caer en un scrum durante un partido de Primera División ante Newman, por el top 14 de la URBA. El accidente sucedió este sábado y recordó anteriores traumatismos que paralizaron al mundo del Rugby.

      Embed

Dos semanas atrás, Ignacio Maeder de 23 años, integrante de la segunda línea de Duendes de Rosario, sufrió un accidente similar, también por la caída de un scrum y hoy sigue internado con asistencia respiratoria y en estado reservado por una seria lesión medular.

      Embed

En agosto del año pasado, la víctima fue Juan Gastaldi de 20 años, pilar de Intermedia del CASI, que en la primera jugada de un partido, la formación colapsó y cayó sobre su hombro derecho y quedó inmóvil en el suelo. Gastaldi fue internado por la rotura de la cuarta vértebra y el desplazamiento de la quinta y continúa en recuperación luego de su alta médica.

Otros jugadores que sufrieron lesiones cervicales, pero con daño permanente son Diego Elías, Iñaqui Benítez Cruz, Nicolás Becerra.

Un caso  distinto fue el de Felipe Gutiérrez O'Farrell
, jugador de CUBA, quien sufrió una lesión en la que comprometió las vértebras quinta y sexta, pero pudo volver a caminar. Tras una larga recuperación, el fullback pudo retomar su vida normal.

Cada vez son más frecuentes los casos que despiertan la preocupación en el mundo del rugby y que llaman la atención. Si bien la culpa no sólo recae en los clubes ya que son los que deberían de cuidar a los jugadores sino también en los formadores de los mismos.

Se sabe que el rugby es un deporte de alto riesgo, pero ¿qué se debe hacer para evitar que estos accidentes dejen de pasar?

      Embed


Comentarios Facebook