martes 27.09.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
20 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Años bisiestos: la pesadilla de Adrián Suar

Hernán Khatchadourian (@hernankhat)
0
Comentarios
Por Hernán Khatchadourian (@hernankhat)


Desde hace 16 años, el “chueco” sufre sus peores frustraciones tanto en lo artístico como en lo personal en los años de 366 días. Enteráte por qué le pasa.

Años bisiestos: la pesadilla de Adrián Suar
Foto:

Adrián Suar es uno de los hombres más exitosos del cine, el teatro y la TV nacionales. Con su productora Pol-ka logró alcanzar el éxito cuando tenía sólo 26 años y desde ahí todo fue una escalera directa a la fama hasta convertirse en el gerente de programación de uno de los canales de aire más vistos del país.

O casi todo.

Hay un karma que persigue a Suar desde hace 16 años y que se manifiesta de la peor manera en los años bisiestos.

Desde al año 2000, el productor no logra que sus ciclos terminen de funcionar en los años de 366 días y eso se termina de confirmar en este 2016 en el que el Gerente de programación de El Trece gana en el rating pero pierde en el horario nocturno que es donde suele ubicar los ciclos propios y también los de su amigo Marcelo Tinelli.

Esta mala racha que se repite inexorablemente cada cuatro años, comenzó en el 2000 cuando, tras ganar todo con Gasoleros y Campeones (de la Vida), Adrián estrenó Calientes y Primicias, sus dos nuevas tiras.

La primera era una comedia costumbrista protagonizada por Mauricio Dayub, Andrea Politti , Carina Zampini y Favio Posca, y pensada para cubrir el espacio de Campeones durante el período vacacional. Sin embargo, la tira languideció durante cuatro meses (87 episodios) y se mantuvo en base a mostrar la mayor cantidad de piel de los cuerpos de sus protagonistas (entre ellos Iván de Pineda) hasta que regresó el ciclo de Osvaldo Laport y Soledad Silveyra, que tampoco pudo recuperar el esplendor que tuvo en su temporada inicial.

Primicias, por su lado, empezó mal de entrada debido a la dura competencia que debía enfrentar entre los Buenos Vecinos de Telefe y Los Buscas de Siempre de Canal 9 que tenía a Pablo Echarri y Nancy Duplaa en plena efervescencia. Si bien se tomaron medidas para elevar el rating –que en un principio funcionaron-, los productores decidieron levantar el envío en noviembre ante la escasa respuesta del público.

La reemplazó Ilusiones Compartidas, otra comedia, protagonizada por Oscar Martínez y Catherine Fulop y una Patricia Palmer cuyo personaje perdía su acento italiano en el capítulo 10; y que nunca terminó de arrancar y también fue levantada a seis meses de su inicio y cuando ya casi no quedaban protagonistas con historias que contar.

El ciclo sin fin

Los problemas tardaron tres años en volver a presentarse y fue en febrero 2004 cuando Suar –ya convertido en Gerente de programación de El Trece- se encontró de nuevo con un escollo muy bien plantado por Telefe: Los Roldán. La telecomedia producida por Ideas del Sur era una acaparadora de rating, y no fue capaz de compartir algo para que Los Pensionados, con Damián De Santo y Cecilia Dopazo a la cabeza, pudiera ofrecer algo de resistencia. Los magros 12 puntos de rating que obtenía el ciclo hicieron huir a sus protagonistas a poco de empezar y por eso, los guionistas debieron arreglárselas con un grupo de actores jóvenes entre los que parecían sortear a quién le tocaba hacer pareja con quién cada semana.

La reemplazó en agosto la tira Los Secretos de Papá, protagonizada por Dady Brieva, Romina Gaetani y Luisana Lopilato, que levantó un poco la puntería y aguantó hasta marzo del año siguiente. Es destacable que al mismo tiempo que esto ocurría, Pol-ka tenía al aire Padre Coraje, la producción que mantuvo a flote al rating gracias al carisma de Facundo Arana y Nancy Duplaa.

En 2008, y tras un muy buen año con Son de Fierro, llegó Por Amor a Vos y Socias, que obtuvieron muy buenas mediciones, sobre todo porque fue un año en el que Telefe no paraba de sufrir traspiés como Una de Dos, con Florencia Peña y Luis Luque. Sin embargo, una de las grandes apuestas de Pol-ka, Valentino el Argentino, realizada en coproducción con Colombia, se convirtió en uno de los grandes fiascos del año, al punto de que en la tierra de Valderrama la levantaron a los tres días de comenzar a emitirla, mientras que aquí se mantuvo al aire hasta el final.

El peor año

En 2012, los contratiempos de Pol-ka comenzaron en febrero cuando se estrenó en el horario central la tira Lobo que si bien promedió 21 puntos de rating el día de su estreno, muy pronto comenzó a decaer hasta llegar a la tétrica barrera de los 10 puntos debido a que Graduados y Dulce Amor de Telefe acaparaban la atención del público. Por eso, se decidió "mudar" la novela a las 23 (más tarde a las 23.15 y luego a las 23.30) para que no sufriera la competencia, pero finalmente la cancelaron en mayo.

Con el unitario de ese año, Condicionados, protagonizado por Oscar Martínez, Soledad Silveyra y Leticia Brédice, no le fue mejor a la productora del Chueco, ya que debieron levantarlo del aire tras solo 14 episodios y reemplazarlo de urgencia por Tiempos Compulsivos, que si bien tuvo mejor rating, no logró ganarle a la competencia fuerte de ese momento: la tira La Dueña que Telefe emitía los miércoles a la noche con Mirtha Legrand en el protagónico.

Pero lo que se transfortmó en el peor bombazo de la historia del canal (dejando de lado el día en que rechazaron a Los Simpson, claro está) fue que su caballito de batalla histórico, ShowMatch, también resultó derrotado durante todo el año por Graduados, la ficción producida para Telefe por Sebastián Ortega, que por ese entonces se encontraba enfrentado mediáticamente a Tinelli merced a la relación que éste sostenía con su ex esposa Guillermina Valdés.

LEA MÁS:

      Embed

Y así llegamos a un 2016 en el que el propio Suar trastabilló con un ciclo protagonizado por él mismo (Secretos de Familia) que a pesar de tener un auspicioso comienzo, fue "devorado" por Susana Giménez y debió migrar a los miércoles donde promedio un rating de un dígito. Y si bien los productores de Los Ricos No Piden Permiso y ShowMatch hacen enormes esfuerzos, apenas les sirven para acercarse a los tanques que este año reunió Telefe: Educando a Nina y Moisés y los Diez Mandamientos. Y es precisamente en Educando a Nina, en el ciclo que Suar encuentra su peor pesadilla ya que allí trabaja nada menos que Griselda Siciliani, la mujer que es la madre de su hija y con la que hasta hace unos días compartía la misma casa.

La mujer de la que se acaba de separar.

Adrián y el año bisiesto

En el año bisiesto, por ser un año diferente, siempre ocurren cambios de gran importancia en el planeta y en la población. El último año bisiesto fue el 2012, el cual fue un importante inicio de ciclo que marca diferencias: para algunos todo es muy oscuro y para otros, todo es felicidad.

Para Adrián Suar el 2016 vino a remover para bien o para mal lo que comenzó en el 2012. Es tiempo de riesgos muy bien planificados. Este para Él es un año de enseñanza de toda índole y puede estar lleno de inspiración e iluminación psíquica como también de gran oscuridad.

En este año bisiesto nada se da a medias tintas. La intuición y las corazonadas marcarán sucesos importantes en los dirigentes mundiales y también en aquellos dirigentes que no conocemos, pero sabemos que son los verdaderos autores intelectuales.

Veremos incrementarse el mundo de al revés solo para mostrarnos que los paradigmas, estructuras y esquemas anteriores están llegando a su final. Esto no quiere decir que sea el fin del mundo, sino el fin de un ciclo.

Comienzan a derrumbarse las medidas que hasta ahora nos ha regido, en el caso de Adrián, él es como un enviado con una misión muy especial, la cual ya será dada a conocer por fuerzas que ni el mismo sospecha, pero la oscuridad y en el medio que se mueve lo presionaran hasta sacar lo peor de él. Tiene que cuidarse muchísimo no solo en este año, sino en los años que vienen. Es más, tendría que hacer algo extra por la Madre Tierra, y para aferrarse a un Duende que lo protegerá.

Los Duendes son Terrestres e hijos de la Pacha Mama, y nos cuidan en la Tierra de las miserias humanas como envidias, celos y traiciones, y de eso mismo es lo que Adrián esta más vulnerable hoy en día, hasta llegar a destruirlo en sus afectos más cercanos, y si destruyen lo único que nos llevamos se desmoronara todo. Ojo Adrián, atención, trata de no dejar pasar estas advertencias.

Ya pasaste por varios años bisiestos y siempre pasó algo. La medida de año bisiesto cambiará próximamente porque nuestras medidas de tiempo ya no son viables, las frecuencias terrestres ya no son lo que eran hace siglos atrás

De allí proviene toda esta movilización energética que ocurre a todo nivel, por ende, cada día se observa consecuencias que nos distrae y nos aturde.

Hay un destino mayor y un destino menor, donde cada uno de nosotros es regido y rige a la vez.

No dejes pasar las advertencias, sos de un gran valor humano y venís con una misión especial.

Liliana Chelli - Especialista en temas y paradigmas ocultos. www.lilianachelli.com.ar

LEA MÁS:

      Embed

      Embed

Comentarios Facebook