lunes 26.09.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
20 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Reapareció Gustavo Cordera, y no de la mejor manera

0
Comentarios


Después de las polémicas declaraciones del ex líder de Bersuit donde aseguraba que "hay mujeres que necesitan ser violadas", el "Pelado" fue pescado por las cámaras de un programa, aunque el diálogo no fue el mejor...

Reapareció Gustavo Cordera, y no de la mejor manera
Foto:

Hace algo más de un mes, Gustavo Cordera estuvo en el centro de la opinión pública y fue criticado duramente por la sociedad. Es que el ex líder de Bersuit habló en una conferencia que dio para una escuela de periodismo y tuvo declaraciones que cuando se dieron a conocer le trajeron varios dolores de cabeza. "Hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas y sienten culpa por no poder tener sexo libremente", comentó. Esto le valió no sólo el repudio social sino que además suspendió todos sus shows y presentaciones. Cordera decidió no hacer apariciones públicas, pero con el correr de los días empezó a salir y a ver cuál era la reacción del público.

El lunes por la noche, el cantante fue a comer junto a un amigo a un restó de Palermo y fue encontrado por las cámaras de Desayuno Americano y el cronista del programa entró al local y fue directamente a la mesa donde Cordera estaba sentado. "Ni se te ocurra porque vamos a tener problemas", fue lo primero que le dijo al cronista con cara de muy pocos amigos.

Enseguida, el cantante le pidió al equipo periodístico que abandone el restaurante y acudió a la complicidad de los responsables del local gastronómico: "Retírense de acá, por favor. Estos señores están invadiendo el lugar", le dijo haciendo señas a la seguridad.

      Embed

"Una declaración: ¿cómo estás vos después de lo que pasó?", fue la pregunta del periodista quien intentó sin éxito poder tener al menos una declaración. Algunos comensales que estaban compartiendo el lugar con Cordera enseguida se pusieron de su lado presionando al cronista para que se vaya del lugar. Ante semejante "apriete" no le quedó otra que salir mientras Cordera lo despedía: "Váyanse de acá".

      Embed

Comentarios Facebook