domingo 25.09.2016 - Actualizado hace
Política
21 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Desde el gobierno apuestan a la continuidad del diálogo con la CGT

Emiliano Russo
0
Comentarios
Por Emiliano Russo


En la Rosada estiman que los reclamos de los gremialistas son más políticos que económicos, ya que entienden que la baja del costo de vida no avalaría la demanda gremial de reapertura de paritarias.

Desde el gobierno apuestan a la continuidad del diálogo con la CGT
Foto:

Mientras la CGT debate si finalmente llamará a un paro nacional durante el comité confederal que se realizará mañana en la sede de calle Azopardo, en el gobierno estiman que los reclamos son más políticos que económicos ya que, a su entender, la baja del costo de vida no avalaría la demanda gremial de reapertura de paritarias y, pese a que por lo bajo admiten una inflación anualizada del 40%, consideran que el golpe al bolsillo de los trabajadores fue compensado con la suba de asignaciones familiares y del mínimo no imponible de los que tributan Ganancias.

El triunvirato que conduce la CGT -Juan Carlos Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer- encabezará mañana un acto en el que se analizará una convocatoria a un paro para mediados de octubre ante la falta de respuesta oficial a sus demandas.

Con todo, en el gobierno apuestan a la continuidad del diálogo con la cúpula sindical en caso que la medida de fuerza se llevara a cabo.

Un alto funcionario consultado por este diario explicó que "tenemos con la CGT mucha agenda común. Nosotros buscamos reducir la pobreza con la creación de empleos. Y, pese a sus reclamos, queremos ir con ellos a un acuerdo productivo nacional". Respecto a las críticas por el impacto del sinceramiento de la economía en el bolsillo de los trabajadores, el encumbrado miembro del Gabinete dijo que "si en el primer semestre se tenía un índice salarial de 32% frente a una inflación anualizada del 40%, ahora todo mejoró: la inflación está bajando: entre julio y agosto midió un promedio de 1,45% Por eso a los sindicalistas les pedimos que no miren la foto sino la película".

En este sentido, explicó que "nuestros cálculos dan que las subas en asignaciones familiares en los rangos más bajos dieron un plus de entre 6% y 7% de ingreso de bolsillo. En otros sectores vemos que el aumento del mínimo no imponible de Ganancias también aporta un 6% de beneficio a sus ingresos. Por eso no creemos necesaria la reapertura de paritarias".

No obstante, el funcionario concedió que "eso es lo que te da un 'Excel', pero sabemos que esos beneficios no se dan en todos los casos", al tiempo que aceptó los planteos sindicales: "Es el choque de una expectativa (de mejorar) contra una realidad de caída de salarios".

Empero, no desconoció que "en la CGT se buscan posicionamientos cuando el PJ no gobierna".

LEA MÁS:

      Embed

Para el viceministro del Interior, Sebastián García de Luca, no quedan dudas respecto a la motivación política de una eventual protesta.

"Sería un paro político porque las condiciones en las que está el país, con una inflación en baja, no lo justifica. Sí en cambio se pueden ver posicionamientos del sindicalismo con vistas a las elecciones legislativas de 2017. Igual no se ve homogeneidad porque hay dirigentes que tienen voluntad de diálogo"

En este espectro se ubica Roberto Fernández, titular de la UTA, que apuesta a que a comienzos de octubre el gobierno convoque a una mesa de diálogo en la que se comprometa a "dar algo" para desactivar la tensión, como "un bono de fin de año o eximir del pago de Ganancias al medio aguinaldo".

El presidente Mauricio Macri insistió ayer desde Estados Unidos en que confía "en la prudencia del gremialismo argentino" ante la posibilidad de que la central obrera decida mañana medidas de fuerza.

      Embed



Comentarios Facebook