sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
General
22 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Una familia tipo necesita $12.489,37 para no ser pobre

0
Comentarios


Así lo informó el INDEC. La cifra corresponde al valor de la Canasta Básica Total en agosto. Ese mismo núcleo familiar requirió de $5.175,92 para no caer debajo de la línea de la indigencia.

Una familia tipo necesita $12.489,37 para no ser pobre
Foto:

Una familia tipo -compuesta por dos personas adultas y dos niños de entre 6 y 8 años de edad- necesitó durante el mes de agosto contar con ingresos por $12.489,37 para poder adquirir la Canasta Básica Total (CBT) -compuesta por alimentos, indumentaria y servicios básicos-, para no caer por debajo de la línea de pobreza, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Ese mismo núcleo familiar requirió de $5.175,92 para acceder a la Canasta Básica Alimentaria, es decir, la cantidad mínima de alimentos para no caer debajo de la línea de indigencia.

Con estos datos, el organismo encargado de las estadísticas reanudó en la víspera la difusión de los valores de las canastas, que se había interrumpido a mediados del 2013 durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, lo que determinó que no se difundieran los índices de pobreza y de indigencia durante los años 2014 y 2015.

Ahora, el INDEC volvió a hacer el cálculo para un grupo familiar tipo compuesto por un hombre de 35 años, una mujer de 31, un niño de 6 y una niña de 8 años.

Desde abril, cuando comenzó la medición de los precios, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo, la Canasta Básica Alimentaria aumentó 10,6% y la Canasta Básica Total, 10,3%.

Para el próximo miércoles está previsto que el INDEC difunda los niveles de pobreza e indigencia en todo el país.

En la última oportunidad en la que dio datos de este indicador, a mediados del 2013, solo el 4,7% de los argentinos era considerado pobre, y entre ellos, el 1,4% era indigente.

Desde el sector privado, los últimos datos aportados por el Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), a fines del 2015, dieron cuenta que la pobreza alcanza al 29% de la población entre los cuales; 5,3% están en la indigencia.

De manera paralela, el 54% de los habitantes tenían problemas de empleo, entre los cuales, el 9,4% (casi dos millones) se encontraban desocupados, "lejos del 5,4% que decía el INDEC", criticó Agustín Salvia, director del Observatorio, quien aseveró que "la falta de estadísticas oficiales confiables desde 2007 en adelante privó al Estado de la posibilidad de buscar soluciones estratégicas".

El martes pasado, el presidente Mauricio Macri aseguró ante la Asamblea General de las Naciones Unidas -en nueva York- que "en Argentina nos hemos planteado avanzar hacia 'pobreza cero', esto es lograr un país con igualdad de oportunidades donde nuestros hijos puedan ser protagonistas de su futuro. Un país como el nuestro, que es una potencia productora de alimentos, no puede aceptar que hayas personas pasando hambre".

Ese mismo día, la Dirección de Estadística de la Ciudad de Buenos Aires informó que una pareja, propietaria de una vivienda, y con dos hijos de entre 6 y 9 años, requirió durante el pasado mes de agosto contar con ingresos por 12.900 pesos por mes para comprar alimentos, indumentaria, y los bienes y servicios indispensables, para no tener que caer debajo de la línea de pobreza.

Además, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ese mismo grupo familiar requirió de $6.533 para comprar el alimento básico y no caer por debajo de la línea de indigencia.

En un semestre, la economía cayó un 1,7%

El Producto Bruto Interno (PBI) cayó, al término del segundo trimestre del año, el 3,4% en relación con igual período del año pasado, mientras que en el primer semestre el nivel de actividad cerró con un retroceso de 1,7%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Respecto al primer trimestre del corriente año, entre abril y junio pasado el PBI bajó 2,1%, con lo que acumula tres trimestres consecutivos con resultados negativos.

En base al informe del INDEC, la actividad económica cayó durante el primer semestre del año un 1,7% en relación a igual período del año pasado, debido a la retracción en la producción industrial, la construcción, la inversión y el consumo.

El PBI a precios corrientes ascendió a 762.231 millones de pesos al cierre del segundo trimestre del año.

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, dijo que "es muy probable que cuando tengamos los números del tercer trimestre del año, cuando termine septiembre, vamos a ver que en este trimestre dejó de caer la economía".

El martes, al presentarse ante la Comisión de Presupuesto de la Cámara baja por el proyecto de Presupuesto 2017, el secretario de Política Macroeconómica, Pedro Lacoste, subrayó que "la economía está mostrando una inflación en baja y se está empezando lentamente a creer" y que el 2015 podría cerrar incluso con una caída del PBI menor al 1,5%.

A renglón seguido, Lacoste ratificó que en 2017 el nivel de actividad económica mostrará una expansión de 3,5%.

En lo que respecta a los distintos indicadores que conforman en PBI, el INDEC dio cuenta que la actividad industrial de junio presentó una caída de 6,4 % con respecto al mismo mes de 2015, y acumuló una baja del 3,3 % en el primer semestre del año.

En tanto, la construcción presentó en junio una baja del 19,6 % con respecto a igual mes del año anterior, por lo que acumuló un retroceso del 12,4 % durante el primer semestre.

Por su parte, el consumo privado cayó un 0,1% en el primer semestre y el público el 2%, mientas que la Formación bruta de capital fijo retrocedió 4,9%. Esta onda declinante no alcanzó al comercio exterior que, durante el primer semestre del año, mostró un aumento del 8 % en las cantidades exportadas, y del 9,1 % en las importaciones, en un contexto de fuerte retroceso de los precios.

      Embed


Comentarios Facebook