lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
La Matanza
23 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Lugano: hay bronca por no poder jugar en Tapiales

0
Comentarios


La dirigencia y la gente del gerenciamiento anunciaron durante el largo receso que se estaba poniendo en condiciones el campo de juego del estadio, pero arrancó el campeonato y la localía no está asegurada por el mal estado del terreno. Se viene el clásico con Yupanqui.

Lugano: hay bronca por no poder jugar en Tapiales
Foto:

El debut fue de visitante, en un atractivo 2 a 2 contra Atlas, pero cuando se programó la segunda fecha, se designó a la cancha de El Porvenir para que Lugano haga las veces de local ante Deportivo Muñiz, en un partido que fue suspendido por las malas condiciones climáticas y quedó postergado sin que todavía se fije la fecha de disputa. Aquellos hinchas que siguen el día a día del club habían advertido que las obras en el estadio José María Moraños venían demoradas y el césped era, literalmente, un desastre.

Ahora, tras "recibir" al Deportivo Paraguayo, en el 1 a 1, otra vez en el estadio de Gerli, no hubo mayores explicaciones, más que el "todavía no se terminaron las obras". Además, se sumó el inconveniente de la ausencia del médico, que determinó que el juego se retrasara casi 40 minutos en iniciarse, en un episodio por el que, seguramente, el club recibirá una advertencia para que esta situación no se repita.

Se teme que pase otro torneo jugando afuera y hasta a puertas cerradas, tal como ocurrió en el último, donde se utilizó la cancha de Colegiales, en Munro. En Tapiales sólo se jugó un partido en lo que va de 2016, recibiendo a General Lamadrid. La promesa es que, luego de la instalación de un sistema de riego y el resembrado, pronto se volverá a casa, pero la realidad demuestra lo contrario y además, las obras en la zona de los banco de suplentes, vestuarios y tribunas tampoco fueron terminadas. ¿Se llegará con las mejoras a la sexta jornada, donde el "naranja" tendrá que enfrentar a Argentino de Rosario?. Por el momento, no hay respuestas, mientras la gente hace eje de sus criticas a la Comisión Directiva y a los empresarios que manejan el fútbol superior.

En lo futbolístico, los dirigidos por la dupla Diego Saucedo-Sebastián Sibelli, sin mucho tiempo para lamentarse por los tres empates obtenidos hasta aquí, se preparan para el clásico de este viernes, a las 15.30 y en cancha de Liniers (pese a que todavía sigue inhabilitada por la Aprevide), ante Yupanqui, con el arbitraje de Diego Molina. No podrá contar con el volante Miguel Almada, expulsado por doble amonestación ante Paraguayo, cuando se produjo su retorno, tras haber cumplido una suspensión que traía del campeonato pasado.

Por otra parte, se conoció que fue operado con éxito, el delantero Matías Nahuel Basualdo, quien sufrió la rotura de meniscos de la rodilla izquierda. Se estima que en un par de meses estaría en condiciones de reaparecer.

Comentarios Facebook