martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Noroeste
27 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Denuncian derrame de ácidos y vapores en INTA Castelar

0
Comentarios


Los compañeros de Diego Soraire, quien falleció a raíz de graves quemaduras, denunciaron que el organismo sufre un grave deterioro desde hace 4 años por falta de recursos.

Denuncian derrame de ácidos y vapores en INTA Castelar
Foto:

Tras la muerte de un trabajador del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) sede Castelar, como consecuencia de la falla en el funcionamiento de una maquinaria, los delegados de la junta interna de ese organismo denunciaron el deterioro de las condiciones laborales y exigieron la ejecución del presupuesto para garantizar la seguridad de los empleados que desempeñan sus tareas en dicha entidad.

"Reclamamos que se aplique el presupuesto necesario para la modernización y reemplazo de toda la maquinaria obsoleta, a fin de proteger a los trabajadores, y que se abran los libros del INTA, informándose qué se hace con la plata de los servicios y en qué se invierte", afirmaron los miembros de la comisión interna.

"Pagan los trabajadores"

En ese sentido, el delegado José Luis Perea sostuvo que "el INTA entró en un proceso de deterioro hace como 4 años, ha llegado a una situación muy similar a la que estuvo en los años '90. El accidente de este compañero se da en un contexto político determinado, de achicamiento, de destrucción de las finanzas públicas, donde obviamente son los trabajadores los que pagan".

El pedido de mejoras de las condiciones laborales en el INTA de Castelar -ubicado en Doctor Nicolás Repetto (ex Las Cabañas) y Los Reseros, distrito de Ituzaingó- se hizo fuerte en los últimos días luego de que se produjera un derrame de un biodigestor, que causó la muerte de Diego Soraire, y ocasionó graves quemaduras a Osvaldo Zabal, ambos compañeros de trabajo de la institución.

Derrame de ácidos y vapores

"Lo que ocurrió fue un hecho gravísimo, la muerte de un trabajador que vino a cumplir su función como lo hacemos todos los días y no volvió más a su casa. No fue una explosión sino que se derramaron los fluidos que había adentro de la máquina, una mezcla de ácidos y vapores a 150 grados", explicó María Ramazoti, delegada del INTA Castelar.

Tras el incidente, los trabajadores del INTA se movilizaron al predio de Castelar y luego a la sede central del organismo, para pedir por el esclarecimiento de la muerte de Soraire, así como por el aumento del presupuesto en seguridad e higiene del sector.

"Nosotros lo que fuimos a reclamar es la modernización de todo lo que es calderas y de todas las herramientas con las que trabajamos. También queremos que se invierta, porque no sólo es un problema de maquinarias viejas, sino que hay una cantidad de dificultades producto del ajuste", subrayó Ramazoti.

Por su parte, las autoridades del INTA emitieron un comunicado lamentando el deceso del trabajador e indicaron que se ordenaron pericias para determinar las causas del hecho. Además, dejaron en claro que se realizó una denuncia en el Juzgado de Morón para que se investigue el incidente.

      Embed



Comentarios Facebook