domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
28 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Penas de 10 y 3 años para dos ex policías por tormentos y vejaciones

0
Comentarios


Se debe a la aplicación de tormentos y vejaciones a la joven Andrea Viera, quien murió por las torturas recibidas en mayo de 2002 en la comisaría 1era. de Florencio Varela, y a su pareja Gustavo Cardozo.

Penas de 10 y 3 años para dos ex policías por tormentos y vejaciones
Familiares de las víctimas
Foto:

Dos ex efectivos de la Policía Bonaerense fueron condenados a penas de diez y tres años de prisión, al ser hallados culpables de la aplicación de tormentos y vejaciones a la joven Andrea Viera, quien murió por las torturas recibidas en mayo de 2002 en la comisaría 1era. de Florencio Varela, y a su pareja Gustavo Cardozo, quien sobrevivió a aquel episodio de violencia institucional y aún padece secuelas físicas.

El Tribunal Oral Criminal Nro. 1 de Quilmes aplicó la pena de 10 años de cárcel para David Gutiérrez, más la inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos o desempeñarse en funciones en organismos del Estado, quien quedó detenido en la misma sala de audiencias. En tanto, Carlos Maidana recibió tres años y tres meses de prisión y seis años de inhabilitación,pero seguirá en libertad, debido al tiempo que pasó detenido durante la sustanciación del proceso.

Tras el juicio, denominado Andres Viera III, los magistrados Marcela Vissio, Pablo Pereyra y Florencia Butiérrez aplicaron las penas a los acusados de los delitos de vejaciones y tormentos, luego de haber sobreseídos en primera instancia, en un fallo que, una década más tarde, fue revocado por la Sala III de la Cámara de Casación Penal bonaerense. En forma previa, se había desarrollado la audiencia de cesura en la que las partes expusieron sus pedidos.

El fiscal Fernando Celesia solicitó cinco años de prisión para Maidana y diez para Gutiérrez, mientras para ambos también diez años de inhabilitación para ejercer cargos públicos (todos los procesados por el caso fueron, en su momento, exonerados de la Policía Bonaerense); mientras que el abogado Luis Valenga coincidió con la fiscalía en el pedido de pena para Maidana, mientras que para Gutiérrez se inclinó por 15 años de cárcel e inhabilitación a perpetuidad. En definitiva, el Tribunal Oral Criminal Nro. 1 de Quilmes aplicó penas algo inferiores a las solicitadas por la querella y casi en coincidencia con la fiscalía.

Eugenia Vázquez, medio hermana de Andrea Viera, señaló que "ha sido una jornada muy emotiva, en la que consideramos que se hizo justicia, después de tantos años de espera. Además, el fallo representa un claro mensaje en contra de la violencia institucional, que se va logrando mediante la lucha colectiva y el no bajar los brazos" y en tal sentido, destacó el acompañamiento "de mucha gente que siempre nos apoyo, desde las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, las Abuelas de Plaza de Mayo, H.I.J.O.S, familiares de víctimas en democracia, los padres del Programa Nacional Anti Impunidad y todas las organizaciones sociales y políticas de Florencio Varela".


LEA MÁS:

      Embed

Por el crimen de Andrea Viera (de entonces 22 años) se realizó un primer juicio oral, en 2006, en el que se condenó a prisión perpetua a la cabo primero Marta Jorgelina Oviedo, al ser hallada culpable del homicidio, pero que, al poco tiempo, se la benefició con la prisión domiciliaria. Ya en 2013, hubo un segundo proceso, en el que el ex cabo Marcelo Miguel Aquino también fue sentenciado a la pena máxima por el delito de 'tormentos seguidos de muerte'.

El 10 de mayo de 2002, Andrea Viera y su pareja Gustavo Cardozo iban en un interno del colectivo 324, pero en el camino a la casa de un familiar, tuvieron que bajarse ya que ella se descompuso (la autopsia comprobó que estaba embarazada) y en esas circunstancias, fueron detenidos de manera violenta, ante la sospecha de ser los autores de haber disparado contra un policía en un tiroteo. Ambos fueron llevados a la comisaría 1era. de Florencio Varela, donde los sometieron a torturas para obligarlos a que confesara su participación en el hecho del que eran ajenos, con un final trágico para la chica, mientras que el joven sufrió graves heridas que lo dejaron postrado durante un largo tiempo y hasta hoy padece secuelas físicas.


      Embed

Comentarios Facebook