viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Quilmeño
28 | 09 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Ahora se roban hasta las luminarias en el barrio Los Eucaliptus

Nahuel Molina
0
Comentarios
Por Nahuel Molina


En apenas un mes, se llevaron seis focos nuevos que el Municipio de Quilmes había instalado recientemente, situación que desató las quejas de los vecinos de la zona porque aseguran que, de esa manera, se facilita el "accionar de narcos y delincuentes" que "tienen el control de las calles".

 Ahora se roban hasta las luminarias en el barrio Los Eucaliptus
Foto:

Los codiciados focos, que forman parte de la red de alumbrado público, tienen un valor promedio de 5 mil pesos, ya que funcionan con un sofisticado sistema de fotocélula que fácilmente se puede comercializar en el mercado ilegal.

Estos hechos se registraron en un radio de dos cuadras, sobre las calles 864 al 2700 y 899 al 6300, pero sospechan que la modalidad se va a extender a otras arterias en las que también se instalaron estos equipos.

Habitantes del vecindario sospechan que los ladrones actúan de madrugada y utilizan una escalera para poder llegar de manera silenciosa a la cima de los postes de luz. Es que, una de las luminarias que robaron (calle 864 N° 2726) estaba a la misma altura y a escasos metros de la ventana de una vivienda, donde tiene el dormitorio un matrimonio que asegura no haber escuchado ningún ruido la noche que se lo llevaron.

"Nadie escuchó nada. Nadie vio nada. Eso es lo que más nos preocupa", señaló Alberto Cisneros a DIARIO POPULAR. El vecino, además, explicó que "es una tarea sencilla" y "no les demora más que unos minutos". "Los focos están sujetados sólo con un tornillo que atraviesa el poste. Le sacan la tuerca, cortan los dos cables empalmados y listo", detalló.

Agrava lo grave
Si los vecinos hicieran una lista de los principales problemas que afectan al barrio Los Eucaliptus, la delincuencia y el narcotráfico, sin duda, estarían en lo más alto de las consideraciones. La semana pasada, este medio publicó el caso de un búnker de paco que fue derrumbado en un operativo antidrogas, pero que ese mismo día, luego de que se fueran los policías, volvió a funcionar a la vista de todos.

Para los vecinos, esta dura realidad se agrava por la falta de las luminarias que se fueron robando, ya que jóvenes adictos del barrio son quienes -sistemáticamente- cometen delitos para poder comprar una ración más de pasta base.
      Embed


Comentarios Facebook