sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
02 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Jorgito regresa como el galán que lidera la favela

Grisel Coyle
0
Comentarios
Por Grisel Coyle


La estrella brasileña habla de la inminente novela, que también tiene un trasfondo social como su gran éxito en el país. Su relación con las mujeres y el deseo de trabajar en el cine nacional

Jorgito regresa como el galán que lidera la favela
Foto:

En la tarde del sábado, mientras los turistas y paseantes recorrían las calles de Recoleta, Caua "Jorgito" Reymond se prestó a la charla. Desde la planta baja de un coqueto hotel, el galán que mañana estrena El Juego del Pecado -lunes a viernes, 16.30- por Telefé-, ofrece sus respuesta mitad en castellano, mitad en portugués, mientras disfruta de unos días de estadía en el país junto a su novia y su pequeña hija. De sonrisa impecable y destacado carisma, el brasileño comienza contando los detalles de Juliano Pereyra, el personaje que lo trajo de regreso a la pantalla nacional. "Interpreto a un chico de una favela que siempre sufrió injusticias. Su padre fue acusado por un delito que Juliano, entendía, no había cometido. Y, de alguna forma, terminó siendo culpado junto con el padre. Mi personaje termina convirtiéndose en un líder del lugar y se casa. En primer lugar, siempre escojo un proyecto en función de los profesionales con los que voy a trabajar. Y como, en este caso, era el mismo equipo de Avenida Brasil, y otra novela que fue la primera en la que trabajé, y todos estuvimos de acuerdo en que volvamos a trabajar juntos. Y, en este caso, es una despedida de los personajes de los muchachos románticos".

l ¿En tu vida personal te tocó vivir alguna injusticia como la del personaje?

-¡No! Días anteriores, terminó en Brasil una serie que tuvo muchísimo éxito que se llamó Justicia, y también tenemos ese mismo tema de que son historias muy diferentes. Pero la verdad es que nunca me sentí víctima de una injusticia. Por el contrario, me siento un hombre muy afortunado, de mucha suerte.

l ¿Con las mujeres también te sentís un hombre afortunado?

-Con las mujeres hay que trabajar mucho...

l Supiste declarar que sos hombre de una sola mujer. La mujer con la que se te vio en fotos paseando por Buenos Aires, ¿es la que tiene ocupado tu corazón?

-¡Sí! Estoy muy enamorado de mi novia. No me gusta mucho hablar de mi vida íntima pero sí es cierto que estuvo conmigo en Buenos Aires. También, fui con mi hija. Y después de estar ahí, nos fuimos a la nieve de Argentina, que me gusta mucho el país.

      jorgito

l ¿De qué te valés para armar a tus personajes?

-Cada personaje tiene una preparación diferente. En el caso de Juliano, ya había hecho una película que se llamó Alemán, donde hice de un jefe de traficantes de drogas, y que tuvo mucho éxito. Si bien fue de bajo presupuesto, le fue muy bien. Fui co productor de esa peli y ahí conocí a muchos líderes de estas comunidades. Y cuando supe que iba a hacer este nuevo rol, volví a conversar con ellos para buscar otros puntos de vista. Creo que ese fue el principal camino para lograr saber cómo se conduce un líder de una favela.

l ¿Cómo te llevás con el mote de galán?

-El galán suele completar una función dramatúrgica en una telenovela. En este caso, la chica y el chico llevan adelante la historia de amor de la novela. En otros proyectos en Brasil, ejercí otras funciones como fue Justicia, de la que hablamos anteriormente. No me molesta tener esa función de galán, al contrario, soy muy agradecido. Con eso confluyo una relación muy cercana con el público, que es muy agradable. Claro que si hiciera sólo esos trabajos, no sería un artista feliz. Pero poder hacerlo de vez en cuando, no me molesta.

l ¿Te costó despegarte del papel de Jorgito.

-Nooo. Pero para ustedes tal vez sí sea difícil porque fue el trabajo de más éxito que hubo acá. Hice también con mucho éxito Amores Robados, una serie de diez capítulos, a continuación de Avenida Brasil pero sé que acá tuvo un horario que no la favoreció.

l ¿Cómo es superar la barrera de un éxito como fue Avenida Brasil?

-En Brasil resultó fácil porque a continuación tuve dos éxitos. Aquí espero que las reglas del juego propongan algo nuevo. Es gracioso porque tuve la misma función dramatúrgica que tuve en Brasil. Y en los otros proyectos, no tenía esa función, hacía personajes con un tono diferente.

l Hoy la novela más vista en la televisión local en Moisés, por encima de las ficciones locales, ¿estás al tanto del suceso que otra novela brasileña está teniendo aquí?

-Sí, estoy al tanto de lo que sucede con Moisés, los Diez Mandamientos.

l ¿Viste a Moisés en Brasil?

-No, pero me parece muy importante la competencia. Eso hace que nosotros trabajemos mejor y ofrezcamos mejores productos. No deja de ser una forma que nos incentiva a hacer un mejor trabajo.

l Cuando estuvo Guilherme Winter en Argentina, dijo que aceptaría venir a hacer un producto nacional. ¿A vos te interesaría?

-¡Yo también, por qué no! El cine argentino es uno de los mejores del mundo.

l ¿Es mejor que el brasileño?

-¡Mejor! Claro que evaluaría la posibilidad, ¿por qué no? Me queda muy cerca, tres horas de avión. Yo tengo una niña. Me gusta mucho la Argentina pero me gusta más mi niña. Me gusta trabajar, contar historias...

LEA MÁS:

      Embed

      Embed


Comentarios Facebook