domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
02 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Exclusivo | Sabrina Rojas: "Digo lo que pienso porque no le debo nada a nadie"

Grisel Coyle
0
Comentarios
Por Grisel Coyle


Volvió distinta a Bailando. Está más relajada, con ganas de seguir hasta el final, pero sin dramas si se tiene que ir a casa. Hoy la prioridad no es el trabajo sino la familia. “No me perdonaría nunca no cuidar a mis hijos”.

Exclusivo | Sabrina Rojas: Digo lo que pienso porque no le debo nada a nadie
Foto:

Sabrina Rojas está en uno de los programas más visto -Bailando por un Sueño- pero cosechando el perfil bajo. Mamá de dos niños, la mujer de Luciano Castro dice: "En los otros Bailando, si bien no estaba empezando, sí intentaba pisar fuerte. Entonces, quizá, uno intenta gustar al otro para ver si te contratan, qué otro laburo puede disparar. Y ahora no estoy yendo a buscar nada. Siento que no le debo nada a nadie y tampoco pretendo nada. Entonces, ¿por qué no voy a decir lo que pienso? Estoy en otro momento de mi vida. Si me tengo que ir del concurso, vuelvo feliz a mi casa a laburar de super mamá aunque, obviamente, me quiero quedar. Y eso hace que uno tenga otra tranquilidad".

l ¿A qué jurado ves más justo?

-Este es un jurado dentro de todo bastante justo.

l Vos tuviste tu momento de encontronazo con Pampita...

-Sí pero Pampita me parece que es muy justa y Moria (Casán), también. Es un jurado bastante justo. A veces, estás de acuerdo, otras no. Pero dentro de todo, no están muy disparatados con los puntajes o con lo que dicen. Tiene una exigencia física fuerte, de ensayar todos los días. Arrancás con todo y a medida que van pasando los meses, el cuerpo se te empieza a cansar. Lo que sí, la memoria evoluciona. Lo que antes tardabas cuatro días en recordar, ahora lo hacés en uno pero el cuerpo se cansa. Me levanto seis y media de la mañana y corro todo el día, como cualquier madre. Pero también está bueno como entrenamiento porque yo no entreno todos los días de mi vida.

l ¿Cómo es tu vida familiar puertas adentro?

-Con Luciano y los niños somos muy caseros. Hace poco nos abrimos un Instagram y ahí le dimos paso un poco al juego. Pero está bueno porque mostramos lo que nosotros queremos, y no lo que los demás quieren. Cuando subimos una foto de nuestros hijos, sabemos que tal vez repercuta, y lo levantan de otros lugares pero es algo que elegimos. Nos gusta mucho estar en casa. No somos de ir a eventos. De hecho, este es el segundo evento que voy en mi vida, con Luciano. Me gusta mucho la vida de mamá, por eso me tomé todo mi tiempo para serlo. El bailando me lleva tiempo pero tampoco todo el día. Ensayo entre tres y cuatro horas por las mañanas, que son los horarios en que los chicos están en el jardín. Entonces, ellos ni se enteran porque después de que los voy a buscar al jardín estoy todo el día junto a ellos. Y a la noche, cuando me voy a trabajar, están prácticamente durmiendo. Soy muy mamá, lo disfruto, y fue el deseo de toda mi vida. Y cuando quedé embarazada, me planteé dejar mi ego de lado, laburo para dedicarme exclusivamente a lo que soñé toda la vida.

l Tu rol más importante, ¿no?

-El día de mañana prefiero arrepentirme de no aprovechar mi mejor profesional, contando la cantidad de cosas que podría hacer, que no haber dejado todo por ser mamá. Podría tener todo lo que quiero, hacer esto y aquello pero no quiero arrepentirme de no criar a mis hijos, por laburar. Eso no me lo perdonaría nunca.

l Entonces, después del Bailando, ¿vas a seguir trabajando?

-No sé... En una temporada de verano haría algo como esto, que me divierta mucho. Pero de ahí a condicionar a toda mi familia para que pueda laburar, no. Tiene que ser algo que me llene mucho. Por ejemplo, volver a trabajar con adrián Suar y Francella.

LEA MÁS:

      Embed

      Embed



Comentarios Facebook