sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Turf
02 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

“Siempre voy a las carreras, pero estoy en otra etapa...”

Fabricio Abatte
0
Comentarios
Por Fabricio Abatte


Nueva vida. Tras superar el record de Lezcano, Lucre se retiró y va a ser mamá.

“Siempre voy a las carreras, pero estoy en otra etapa...”
Foto:

A penas alcanzó su gran meta turfística se retiró para cumplir otra personal. La "mujer maravilla" del turf, Lucrecia Carabajal, va a ser mamá el año próximo y por ello colgó la fusta hace poco más de dos meses. Comparte su proyecto familiar con el exitoso cuidador Nicolás Ferro, su actual pareja, y disfruta de la "nueva etapa" que comenzó en su vida.

Vaya si vivió cosas fuertes la jocketta más ganadora del país en este 2016. Primero fue víctima de una cuádruple rodada en la que sufrió múltiples fracturas. "No me acuerdo nada. Recién volví a ver la caída cuando largué todo", revela "la Lucre" a DIARIO POPULAR.

Dice que no extraña pero no se despega de la actividad: "Voy siempre a las carreras", cuenta. Y explica que tras el susto "volví a correr para lograr el récord de Marina Lezcano, fue como una promesa. Me lo propuso hace tiempo un amigo que estaba al tanto de las estadísticas y me interesó", refiere acerca del reto superado.

"Marina se portó de diez"

La sana competencia con la ídola de otras épocas por una marca sólo se daba en la pista. Fuera de ella, Carabajal siente admiración por Lezcano. "Marina se portó de diez. Mis hermanos me hicieron festejos cuando pasé el récord y ella me mandó saludos", valora el gesto de la leyenda hípica. Lucrecia comenzó a correr en el '98 y cosechó 613 triunfos, dos más que la considerada número uno de todos los tiempos. "Haber podido disfrutar tantos años de lo que me gustaba no es poco, no hay tanta gente que pueda decir lo mismo", destaca quien lleva tres meses de embarazo y por ahora no programa un futuro ligado al turf.

"Preferí mantener la paz familiar"

Tiene en claro la importancia de su padre Carlos, ex cuidador, en su rica carrera. Pero al ser consultada por qué en algún momento dejó de correrle, esta porteña de 33 años admite con sinceridad: "Hubo muchas discusiones en el medio, no es fácil trabajar con parientes. Así que optamos por separarnos y mantener la familia en paz", reconoce Lucrecia no sin antes agradecer el apoyo del 'viejo' en un ambiente cerrado y machista. "Me ayudó mi papá a arrancar en esto, que es difícil para todos y por ser mujer un poco más, estás en minoría. Hay que demostrar el doble...".

San Isidro, su lugar en el mundo

Si hay un hipódromo influyente en su trayectoria, es San Isidro. "Hice la escuela, debuté y me retiré ahí, me pegué el palo y gané el récord ahí. Soy de San Isidro", fundamenta Lucrecia, aunque entre sus momentos más gratos en la profesión destaca un triunfo especial en Palermo. "Cuando reprise tras la rodada, el 1º de mayo con Thabor. Aparte fue con un caballo de Nico y el dueño es amigo", recuerda con emoción.

Se despide con un mensaje al pueblo burrero a través de DIARIO POPULAR. "Siempre voy a estar agradecida a la gente, me sorprendió el apoyo cuando me accidenté, los mensajes y eso me debe haber ayudado", culmina reconfortada. ¡Gracias a vos por todo Lucre y felicidades, futura mamá!

      Embed


Tags

Comentarios Facebook