jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
SurUrbano
03 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Alarma por otra fuga en la comisaría de Adrogué

0
Comentarios


El tiroteo entre los presos que lograron escapar de la seccional, ubicada a escasos metros de la intendencia, y la policía causó pánico y alarma entre los vecinos de la zona. Reiteran cuestionamientos a la existencia de los calabozos.

Alarma por otra fuga en la comisaría de Adrogué
Foto:

La fuga de tres presos de la Comisaría 1ra. de Adrogué, que terminaron recapturados al poco tiempo y tiroteo de por medio en plena vía pública, ocasionaron una profunda preocupación y pánico entre los vecinos de la zona, y volvió a poner en el tapete el debate sobre la continuidad de las detenciones en los calabozos de las comisarías bonaerenses.

Esta no es la primera vez que ocurre algo así en esta dependencia policial, ubicada en Toll 1580 y a escasos 20 metros del despacho del intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares. El año pasado también hubo otro escape en medio de la noche. A estas se suma lo ocurrido recientemente en la Comisaría 1ra. de Monte Grande, con la fuga de tres reclusos.

Quienes viven en las inmediaciones del lugar se vieron alarmados por los tiros o la irrupción de los efectivos policiales en algunas viviendas de la manzana delimitada por Toll, Drummond y Bouchard para revisar el lugar. Muchos se vieron sorprendidos por personal policial vestido de civil que saltaban las rejas y les ordenaban permanecer dentro de sus hogares.

Cabe recordar que la Suprema Corte de Justicia bonaerense ordenó en diciembre de 2007 la clausura de los calabozos, sin embargo, funcionarios provinciales continuaron autorizando estas prácticas, excusándose en la emergencia de seguridad que se vive en la Provincia.

El hecho ocurrió el sábado al mediodía, cuando tres presos lograron escapar de la Comisaría de Adrogué. Algunas versiones señalan que aprovecharon el momento en que les servían el almuerzo, otras que se olvidaron de cerrar la celda.

Lo grave, fue que accedieron a las armas policiales que les permitió enfrentarse a los efectivos. Uno de los delincuentes resultó herido, mientras que otra ambulancia municipal que llegaba al lugar también resultó baleada.

Tras la recaptura de los reos, la Policía montó un fuerte operativo preventivo en la zona, ante la posibilidad de que el escape haya sido planificado y otros allegados a los delincuentes vigilaran el área a modo de refuerzo.

La Gendarmería Nacional tenía a su cargo el peritaje para poder determinar los sucesos, mientras que la Dirección de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense comenzó a analizar si aplicaría sanciones e iniciaría sumarios los responsables de la guardia y de la seccional.

Comentarios Facebook