viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
05 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

En la B Nacional, los locales juegan a pérdida

Luciano Bottesi
0
Comentarios
Por Luciano Bottesi


La poca afluencia de público, la incapacidad de contar con hinchas visitantes y el alto costo de los operativos hacen que los partidos sean deficitarios. El reciente acuerdo con AFA por el transporte alivió las cuentas.

En la B Nacional, los locales juegan a pérdida
Foto:

Al margen del debate sobre la manera en que los clubes -independientemente de su categoría- generan recursos y la cantidad de dinero que pagan a sus futbolistas, el fútbol argentino está colapsado y únicamente la Primera División jugó su campeonato las últimas dos semanas, tras el paro que llevaron adelante las distintas categorías que componen el Ascenso.

La distribución del dinero del Fútbol Para Todos (FPT) tras el acta acuerdo firmada el 26 de agosto le destina a cada club de la Segunda División 1,5 millones de pesos brutos que, tras una serie de descuentos, se acotaron a 1,3 millones, pero que con los acuerdos alcanzados con una línea aérea y otra de micros, achicarán los costos de traslados a casi la mitad de lo que venían pagando.

Pero las localías continúan siendo deficitarias. Sacarle el candado a los portones de acceso para organizar un encuentro suponen un movimiento de empleados y el pago por anticipado de la cantidad de efectivos policiales que disponga la autoridad competente.

LA QUEJA DE QUILMES EN SUS REDES SOCIALES POR ESTE TEMA

      Embed

Si el partido se llegara a suspender, la suma se duplica. En algunos casos los socios no pagan entrada, en otros sí pero a la hora de sacar cuentas, los dirigentes acusan números negativos.

"A nosotros abrir la cancha nos cuesta unos 100 mil pesos y pagarle a la Policía unos 120 mil en promedio. El socio no paga y la venta de entradas es casi nula, jugar de local nos deja un déficit de 80 mil pesos aproximadamente", indica el vicepresidente de Independiente Rivadavia de Mendoza, Leonardo López.

La situación es similar en cualquier sector del mapa. En Los Andes, el costo del personal contratado para abrir la cancha ronda los 17 mil pesos, le suman 2000 de viáticos de los árbitros, otros 150 mil para las cinco horas que dura el operativo de 250 efectivos más un plus de 20 mil por movilizar la Infantería. A ello le suman la concentración en un hotel por la noche previa que tienen arreglado en 50 mil por vez. "Si se dan las cosas, el equipo marcha bien y la convocatoria acompaña, en el mejor de los casos perdemos 50 mil pesos en Lomas", apunta Daniel Degano, vice del Milrayitas.

En Brown de Adrogué, los partidos son de menor riesgo que los de Lomas de Zamora o Mataderos, donde juega Nueva Chicago. Pero el recupero también, ya que los socios pagan un bono para los partidos y aunque ayuda la recaudación con el bufet que también es del club, difícilmente se lleguen a cubrir los 35 mil de costo para que juegue el Tricolor.


LEA MÁS:

      Embed


Reunión con el gobierno

El próximo paso será un encuentro con Patricia Bullrich, la ministra de Seguridad nacional, para articular un plan de seguridad en las canchas que les permita a los clubes manejar otro criterio y dejar de pagar la cantidad de efectivos que les imponen y encontrar algún tipo de subvención.

Quedará para el debate posterior qué gestionan los propios dirigentes para sobrellevar la problemática propia, sin necesidad de subvenciones.


      Embed


Comentarios Facebook