martes 6.12.2016 - Actualizado hace
General
05 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Rugbiers violentos: patota atacó a joven y lo dejó en terapia intensiva

0
Comentarios


La víctima, de 18 años, había ido a una fiesta de egresados dentro del boliche Caix, donde fue agredido por un grupo de rugbiers identificados como parte del plantel del Club San Fernando

Rugbiers violentos: patota atacó a joven y lo dejó en terapia intensiva
Foto:

Joaquín Mieres, es un joven de 18 años que juega en el Delta Rugby Club, y que terminó internado en terapia intensiva luego de ser atacado por una patota de rugbiers del Club San Fernando dentro del boliche Caix.

"Este es Joaquin, mi hijo mayor de 18 años. Para los que no lo conocen, Joaco es un gran chico, educado, solidario, amigo de sus amigos, familiero, estudiante, sano, súper sano, todo lo que uno sueña ver de sus hijos cuando crecen", escribió su padre en Facebook acompañando el posteo con una imagen del joven atacado en la cama de un hospital.

El padre de la víctima explicó que su hijo fue al boliche invitado por unos amigos que egresaban del secundario, y que dentro de lugar se le acercaron diez jugadores del Club San Fernando y lo empezaron a golpear. Pese a la golpiza, el joven y unos amigos lograron salir del lugar y cuando se disponían a tomar un taxi volvieron a atacarlos hasta dejar a Joaquín inconsciente.

LEA MÁS:

      Embed

"Mucho se habla sobre la violencia en el Rugby, las acciones de unos pocos que ensucian y desprestigian un deporte que da mucho más que lo que saca, pero estoy convencido de que si entre los dirigentes y los padres no se logra encauzar a los chicos violentos, hablándoles de que ser un equipo no es lo mismo que ser una patota, el deporte está condenado", reflexionó el padre de Joaquín.

Por último agregó: "A Joaco, jugar al Rugby en Delta lo ha hecho crecer enormemente, ha encontrado un club de contención, ha hecho grandes amigos, está bajo el ala de una dirigencia seria, sana y con gran defensa de los valores por sobre todas las cosas. Pero si la dirigencia más alta no empieza a tomar medidas fuertes, esto no va a dejar de ser un hecho aislado más. Y la verdad, el Rugby no se lo merece, como ninguno de todas las víctimas de violencia que han habido".

      Embed


Comentarios Facebook