viernes 2.12.2016 - Actualizado hace
Quilmeño
05 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Escandalosa fuga en la comisaría 3ra. de Quilmes Oeste

0
Comentarios


Fueron detenidos dos efectivos policiales, uno de los cuales es una mujer que está acusada de mantener una relación amorosa con el ahora fugitivo, a quien sospechan le abrió la celda para que pudiera huir.

Escandalosa fuga en la comisaría 3ra. de Quilmes Oeste
Foto:

La seccional, ubicada en Avenida 12 de Octubre y Gran Canaria, vuelve a quedar envuelta en un escándalo que ahora es investigado por la Justicia. Varios presos alojados en la dependencia declararon que una oficial femenina le abrió la puerta del calabozo al prófugo para que se escapara.

Durante la jornada de ayer intervino la Gendarmería Nacional con pericias en la comisaría, para determinar si hay algún signo de violencia en las rejas. Sin embargo, todo parece indicar que no fueron violentadas, motivo por el cual crecen las sospechas contra el personal que estaba de guardia.

La principal hipótesis indica que el delincuente recibió ayuda por parte de alguien desde adentro, para luego saltar una tapia trasera. Aparentemente existiría una relación sentimental entre la oficial y el detenido, lo que habría generado la ayuda para el escape. 

Por el caso, el imaginaria y la oficial de servicio de la seccional fueron desafectados y tomó intervención la dirección de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense.

Ya se había fugado antes
El delincuente, que ahora se encuentra prófugo, estuvo detenido en dicha comisaría durante dos semanas, luego de que una fiscalía de La Plata ordenara su detención por los delitos de venta de estupefacientes, tenencia de arma de guerra y resistencia a la autoridad. Había sido detenido en el mes de agosto, durante múltiples allanamientos realizados en varios partidos del sur del conurbano bonaerense.

A partir de escuchas, los investigadores habían llegado hasta la base de operaciones de la banda: situada en una lujosa quinta en El Pato. Se trataba de una finca con una enorme pileta de natación, un quincho, una casa de huéspedes (en construcción) y un depósito en el que guardaba las armas y parte de lo que robaban.

Hace poco más de un mes, la Comisaría 3ª de Quilmes había quedado en el ojo de la tormenta, tras la detención de un subteniente acusado de integrar una peligrosa banda que cometía entraderas. El "polichorro" fue detenido en su propia vivienda donde tenía 74 mil dólares. Había sido identificado por el Ministerio de Justicia bonaerense, a través de varias filmaciones en las que se lo observaba cometiendo distintos tipos de robo en viviendas. Tras su detención, fue removido todo el servicio de calle de la dependencia policial de Quilmes Oeste y hasta fue relevado de su cargo el comisario Carlos Carabajal.

      Embed


Comentarios Facebook