miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
06 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Gallardo dirigió la Reserva para ver a los suplentes

0
Comentarios


El cuerpo técnico del Millo hizo doble turno, por la mañana en Ezeiza con los titulares y a la tarde con los suplentes en el estadio, donde se puso al frente de la Reserva que cayó ante el Fortín por 1-0.

Gallardo dirigió la Reserva para ver a los suplentes
Foto:

El Muñeco hizo doble turno ayer y se vistió de técnico de la reserva para ver en acción a los que habitualmente no suelen ser titulares. Todos los que trabajan con la primera y que suelen ir al banco y a la lista de los concentrados, bajó a jugar para la reserva, y el mismo Matías Biscay se sentó en el banco de suplentes, aunque la planilla la firmó el Muñeco. Los suplentes no anduvieron bien y cayeron con Vélez por la mínima con gol del pibe Durán en la etapa final de la primera parte. Algunas cosas de Denis Rodríguez por la banda izquierda, un par de buenas atajadas de Bologna y pinceladas de Mora fue lo único rescatable de un pobre ensayo futbolístico de los suplentes.

El Muñeco vivió el partido con mucha intensidad aunque todas las indicaciones las hizo Biscay. El sistema táctico fue el mismo que usan en los partidos oficiales y de haber estado Montiel -que tiene una contractura- no hubiese habido entre los titulares ni un sólo jugador de reserva. Por eso Kevin Sibille que fue el zaguero central y los que ingresaron en el segundo tiempo, Franco, Moya y Palacios, fueron los únicos jugadores de reserva que usó el Muñeco en el partido oficial de dicha división.

Mientras tanto, el plantel de los titulares se entrenó por la mañana en el predio de Ezeiza con las ausencias de los futbolistas afectados a las fechas FIFA, Lucas Alario, el paraguayo Jorge Moreira y el ecuatoriano Arturo Mina. Asimismo el delantero Marcelo Larrondo volvió a trabajar con normalidad y realizó trabajos con pelota. En cambio, el defensor Luciano Lollo se entrenó diferenciado, con menos carga de trabajo que el martes que fue el día en que ambos lesionados volvieron a tocar la pelota luego de casi un mes de rutinas de recuperación.

      Embed



Comentarios Facebook