sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Política
06 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Argentina volvió a colocar deuda en el mercado europeo

0
Comentarios


El monto asciende a 2.500 millones de euros. Fueron colocados dos bonos, a cinco y diez años, por 1.250 millones cada uno. El dinero, indicó el gobierno, será utilizado para saldar un pasivo preexistente.

Argentina volvió a colocar deuda en el mercado europeo
Foto:

La Argentina volvió a colocar deuda en el mercado europeo por primera vez desde la crisis de 2001, por unos 2.500 millones de euros, ante una demanda que alcanzó los 7.600 millones, para pagar un pasivo preexistente. Tras completar la semana pasada la primera serie de reuniones con inversores europeos en 15 años, el país confirmó la recomposición de una de sus relaciones financieras más antiguas a través de la colocación de dos bonos denominados en euros en el mercado europeo.

Compañías argentinas contarán, a partir de ahora, con una tasa de referencia "clara y transparente" para los financiamientos que puedan obtener en el mercado de euros para sus proyectos de infraestructura y desarrollo, sostuvo el gobierno en un comunicado.

La colocación fue concretada a través de dos bonos en euros (uno a cinco años y otro a diez años) por un valor de 1.250 millones cada uno, según precisó el ministerio de Hacienda y Finanzas. Ese dinero se sumará al obtenido en licitación del 29 de setiembre por 50.000 millones de pesos para el Bono a cinco años (octubre 2021) y 11.572 millones para el Bono a dos años (octubre de 2018) para afrontar el pago de la deuda preexistente.

El gobierno utilizará todo lo emitido entonces para afrontar la deuda del último trimestre del año, equivalente a unos 7.300 millones de dólares que incluye vencimientos de capital e intereses de organismos multilaterales y bilaterales y bonos en poder del sector privado y el banco central.

"Esta transacción ha ampliado, una vez más, el universo de inversores que confirma su gran interés por Argentina, diversificando así las fuentes de financiamiento para el gobierno y para otros emisores del país", señaló el gobierno. Y agregó que el apoyo que recibió el presidente Mauricio Macri de sus pares europeos ahora se ve reflejado en el interés por participar en esta transacción de inversores de diversos orígenes. Hubo interés de participar en inversores de Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Holanda, Irlanda, Italia, Noruega, Portugal, Reino Unido, Suecia y Suiza, entre otros.

Si bien durante las reuniones de la semana pasada se visitaron 135 inversores, la transacción contó con una participación total de 267 inversores que expresaron interés por un total de 7.600 millones de euros de demanda, indicó el gobierno.

LEA MÁS:
      Embed



Acuerdo con uno de los holdouts remanentes

El mediador designado por el juez Thomas Griesa en la disputa con los holdouts, Daniel Pollack anunció nuevos acuerdos de la Argentina con un remanente de holdouts, que se quedó fuera de la propuesta Argentina de febrero último, por un total de 40 millones de dólares.

"Tras breves pero intensas negociaciones en mi oficina, la Argentina llegó hoy (por ayer) a un acuerdo con uno de los últimos grandes tenedores de bonos restantes holdouts, Banca Arner SA de Suiza", anunció Pollack desde Nueva York.

De esta forma, la Argentina pagará a la Banca Arner, para sus clientes, una suma total de US $ 40.520.000 dólares y la Banca rendirá todos sus bonos argentinos en default y terminaría con su demanda contra el país.

El acuerdo se produjo en momentos en que el equipo de Finanzas de la Argentina, que comanda el secretario de Finanzas, Luis Caputo, se encuentra en Nueva York negociando precisamente con los holdouts remanentes que no aceptaron el acuerdo propuesto por el país en febrero último, por el que a la fecha suscribieron arreglos por un total de más de 11.000 millones de dólares.

Se trata de fondos que en total tendrían unos 400 millones de dólares en títulos nominales y que decidieron quedar fuera. El acuerdo "cae dentro de los parámetros de la propuesta Argentina emitida el del 5 de febrero último, precisó el mediador.

El Banco Mundial prevé una recuperación del 3% en 2017

El Banco Mundial prevé una recuperación de 3% del PBI de la Argentina para 2017, luego de una caída estimada en 1,5% para este año y a la vez considera que el país tiene pendiente un ajuste fiscal, de acuerdo a las expresiones de Augusto de La Torre, al presentar a los medios el informe del BM sobre la perspectiva económica regional de América Latina.

Durante una conferencia de prensa realizada en la ciudad de Washington, el economista jefe regional De la Torre indicó que, si bien el Banco Mundial espera una caída de 1,5% este año, para el 2017 prevé un fuerte repunte de la economía 3%, traccionada de un aumento de la inversión de 1,8%.

Se trata de un pronóstico levemente más optimista que el lanzado anteayer por el FMI, que pronosticó una caída de 1,8% este año, y una suba de 2,7% para el año próximo.

Al mismo tiempo, De la Torre destacó las otras correcciones que realizó la nueva gestión de gobierno argentino, que se "hicieron rápido y bien", como la salida del default, del cepo cambiario, la quita de las trabas al comercio exterior, entre otras.

En este sentido, consideró que la tarea fiscal será más sencilla si la economía se recupera, indicando que, el año próximo el país crecería.

Afirmó también que la Argentina tiene muchos espacios para mejorar la competitividad y dar "el gran giro del comercio de bienes de exportación, en los rubros de tecnología e innovación", como ser un polo audiovisual para la industria cinematográfica de Hollywood, enumeró.

Estas observaciones fueron parte de la conferencia que se realizó en la presentación que se realiza en Washington con motivo de las Asamblea Anual conjunta del FMI y del Banco Mundial.

En esta presentación, el representante del Banco Mundial expresó que la Argentina necesita realizar un ajuste en plano fiscal, como parte de las medidas "pendientes" para retornar el crecimiento sostenido con empleo, si bien ponderó los esfuerzos macroeconómicos realizados por la nueva gestión como el cambiario, modificaciones de aranceles al comercio exterior y la solución del problema de los holdouts.

"El gran debate"

"El gran debate que hay con la Argentina es si el ajuste fiscal se va a materializar finalmente, si las condiciones políticas lo van a permitir" en los próximos tres años como prometió el presidente Mauricio Macri, expresó Augusto de La Torre, en el marco de la presentación en Washington DC del Informe regional semestral sobre América Latina y el Caribe, denominado "El gran giro: restaurar el comercio a través del crecimiento".

El economista jefe del Banco para la región presentó lo que fue su último trabajo en el banco debido a que pronto dejará su cargo en la entidad, consideró que el esfuerzo en el gasto debe ser regional, y evaluó que Argentina debe tratar de reducir el gasto primario, mientras que Brasil, por ejemplo, debe reducir el gasto del costo financiero de la deuda.

"Argentina ha organizado su programa macroeconómico de manera que tiene elementos muy sensatos: al comienzo el Gobierno hizo un esquema de ajuste muy rápido, en aranceles a la exportación, en terminar la deuda con los holdouts, y en las medidas cambiarias", entre otras, al tiempo que "reintrodujo una política monetaria independiente del Banco Central".

      Embed

Comentarios Facebook