viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
General
10 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Encuentro de Mujeres, el día después: denuncias cruzadas e indignación

0
Comentarios


El evento de Rosario terminó con disturbios y heridos. Los organizadores repudiaron la represión policial y se desligaron de los incidentes, a los que la Iglesia y la Provincia consideraron "planificados"

Encuentro de Mujeres, el día después: denuncias cruzadas e indignación
Foto:

La multitudinaria convocatoria para el Encuentro de Mujeres en Rosario terminó opacada por los disturbios que se produjeron al caer la noche. La represión, que incluyó balas de goma y heridos, fue denunciada en las redes sociales por manifestantes que se encontraban en el lugar. El día después, los organizadores del evento cargaron contra la Policía, mientras la Iglesia y las autoridades provinciales hablaron de infiltrados e incidentes planificados con otros fines.  

REPUDIO A LA REPRESIÓN

"Desde la Comisión Organizadora del 31 Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario repudiamos enfáticamente cualquier tipo de represión", señalaron las mujeres en un comunicado oficial difundido por redes sociales, puntualmente lo ocurrido en la intersección de las calles Buenos Aires y Santa Fe y sus alrededores, en inmediaciones de la Plaza 25 de Mayo, a metros de la Catedral.

"Los hechos sucedidos durante la marcha, principalmente, pusieron en riesgo la seguridad y la vida de las miles de mujeres (...) Esta Comisión Organizadora trabajó durante 11 meses para garantizar que éste Encuentro sea exitoso, pacífico y seguro", agregaron.

      Embed


EL CONTRATAQUE DE LA PROVINCIA

El secretario de Seguridad provincial, Omar Pereyra, habló de lo ocurrido: "Fueron jornadas que se desarrollaron desde el inicio sin complicaciones, algunas cuestiones muy menores que no implicaron problemática grave. Y la única disposición puntual que se acordó fue el tema de la Catedral, habida cuenta de los hechos de los años anteriores en Mar del Plata y San Juan, donde hubo cuestiones graves en la catedrales".

Con esas palabras justificó la colocación del vallado "para evitar que (la Catedral) se viera afectada". Detrás de ese vallado se colocó un grupo de policías de la guardia de Infantería. "En determinado momento de la marcha se desprende una columna de unas 200 personas aproximadamente. Durante la marcha íbamos viendo que se producían hechos graves como pintadas y agresiones a comercios y escuelas. Pero de ese desprendimiento de la marcha principal había hombres que comenzaron el ataque, en principio, contra los fenólicos".

En declaraciones a "Todos en La Ocho" que reproduce el diario La Capital, el funcionario provincial dijo que los que participaron de los incidentes "eran grupos absolutamente organizados que lanzaban piedras y se retiraban y arrojaban bombas molotov. Lanzaron más de 200 botellas contra el personal policial durante 20 minutos".

 

PARA LA IGLESIA, FUERON "PLANIFICADOS"

"Siempre detrás de esto hay algún cerebro, había mujeres tapadas que se venían preparando", dijo el arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Martín.  "Si bien el grueso de la marcha, la inmensa mayoría, transitaba pacíficamente, siempre en estas manifestaciones algún grupo que creo que fue muy minoritario que tiene una violencia y una agresividad muy grande produjeron estos incidentes", aclaró.

El religioso dijo que la Iglesia apuesta al "diálogo" y a la "paz" y cree en el "desafío es vivir juntos" aunque haya grandes disensos en algunos temas, pero se quejó de que "siempre hay esa intolerancia, esa violencia que se ejerce". La máxima autoridad de la Iglesia en la ciudad santafesina dijo que los hechos violentos expresan "una situación interior de mucho malestar y de algún modo una fragilidad" en quienes desataron los incidentes.

Por último, les pidió a las manifestantes que "reflexionen sobre lo que han hecho" porque "lo importante es tomar conciencia, de que tenemos que dar un paso de civilización, de convivencia pacífica".

      Embed

LA PALABRA DE UN REPORTERO ATACADO

José Granata, reportero gráfico de la agencia Télam, recibió al menos cinco impactos de bala de goma y lo contó: "La verdad que no reaccioné todavía, me acosté muy tarde, me estuvieron haciendo placas hasta tarde".

El trabajador comentó que llegó a la plaza "cuando ya estaba todo fuera de sí, ya era un caos". "Lo primero que me reciben fueron los impactos de bala de goma. Me parece que la cámara me salvó que no me impactara en el ojo, porque la parte de arriba de la cámara de fotos tiene un impacto de algo. Por eso tengo esa herida en la frente, dos centímetros más abajo y me quedaba sin el ojo".

En diálogo con "El primero de la mañana", Granata lo comparó con otros grandes acontecimientos que cubrió: "Llevo más de 45 años en esto pero nunca vi algo de esta magnitud, nunca vi algo así. Estuve en el Cordobazo, en el Rosariazo, pero una cosa así nunca". Además de él, Alberto Furfari (Canal 5); Pedro Levy (Televisión Litoral), y una periodista de Mendoza terminaron con heridas fruto de la represión, consignó el diario La Capital.

      Embed


LOS DAÑOS EN EL CENTRO DE ROSARIO

El secretario de Gobiernrno de la Municipalidad, Gustavo Leone, dijo que reparar los daños demandará una importante inversión de dinero. "La verdad es que fue importante en todo el recorrido, no sólo en el ámbito del municipio y la Catedral, sino que a lo largo de todo el recorrido la marcha fue dejando distintas expresiones de violencia y esto va a demandar seguramente una inversión importante que estamos cuantificando. Y un tiempo para poder llevar todo eso a la normalidad".

Los graffitis con consignas en contra de la violencia de género, la trata y la Iglesia; y a favor del aborto, fueron realizados en las fachadas de distintas instituciones por donde pasó la marcha, como escuelas, sanatorios y en Tribunales.

 

LAS REACCIONES EN TWITTER
      Embed

      Embed



         

Comentarios Facebook