miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Quilmeño
11 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Mataron a un joven al salir de un boliche y vecinos denuncian al local

Nahuel Molina
0
Comentarios
Por Nahuel Molina


La víctima recibió dos disparos en el tórax cuando caminaba de regreso a su casa. Sospechan que el ataque fue producto de una pelea previa que habría comenzado en el interior del cuestionado local nocturno.

Mataron a un joven al salir de un boliche y vecinos denuncian al local
Foto:

      Embed

Un adolescente de 18 años fue asesinado ayer de dos balazos en el pecho a la salida de un boliche ubicado en la estación de San Francisco Solano, en el cual los jóvenes "ingresan con armas" y hasta "roban a punta de pistola en los baños", según denunciaron vecinos de la zona que piden la clausura del lugar.

La víctima, identificado por la policía como Julián Alexis y oriundo de la localidad de Claypole, había concurrido con amigos al local bailable que se encuentra sobre avenida 844 (José Andrés López), entre El Cóndor y avenida Ferrocarril Provincial, justo en el límite del municipio de Quilmes con Almirante Brown.

Alrededor de las 6 de la mañana, Julián caminaba de regreso a su casa junto a dos amigos, cuando otros tres sujetos los sorprendieron y dispararon directamente a él. Fueron dos disparos en el pecho que le ocasionaron la muerte de manera instantánea.

La principal hipótesis indica que el brutal ataque fue producto de una pelea que se inició dentro del boliche. Sin embargo, la investigación del homicidio se encuentra en curso y al cierre de esta edición aún no había ningún detenido.

      Embed

El cuerpo permaneció tirado durante 6 horas en la vereda, acompañado por sus dos amigos que lloraban sin consuelo al lado del cadáver. Recién al mediodía llegó la Policía Científica y se labraron las actuaciones correspondientes, para que los restos sean trasladados a la morgue judicial.

"Batallas campales"

Vecinos de la estación de San Francisco Solano fueron consultados por El Quilmeño sobre lo que ocurre a la salida del cuestionado boliche. "Entran con armas, nadie controla nada. Todos saben que al baño no se puede ir, porque te roban ahí mismo", expresó a este medio Darío Torres, quien confesó haber concurrido una vez al lugar y después "nunca más".

María Tosso, una vecina que vive a una cuadra, señaló que "todos los fines de semana se arman batallas campales". "Se agarran a los tiros, yo escucho todo porque me quedo despierta a esperar a mi hijo cuando va a bailar a Quilmes. Yo misma lo voy a buscar, porque si vuelve caminando seguro le roban", agregó la mujer, quien reclamó "que lo clausuren ya". 

      Embed


Comentarios Facebook