sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
11 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Alan Parsons repasó 50 años de carrera en otro impecable show

Mariela Delay
0
Comentarios
Por Mariela Delay


Se presentó en un colmado Luna Park con un discreto, prolijo y minucioso show de dos horas, en el que repasó sus casi 50 años de carrera con su 'Live Project Greatest Hits'.

Alan Parsons repasó 50 años de carrera en otro impecable show
Foto:

El músico y compositor inglés Alan Parsons se presentó en un colmado Luna Park con un discreto, prolijo y minucioso show de dos horas, en el que repasó sus casi 50 años de carrera con su 'Live Project Greatest Hits'.

Desde su puntual inicio hasta el final, el ingeniero de sonido de Pink Floyd y productor del disco Abbey Road de The Beatles propuso una estética sencilla desde la escenografía, con un simple telón negro y un juego de luces clásico, pero un despliegue sonoro muy fiel a su estilo.

Parsons tuvo doce músicos en el escenario, de los cuales ocho cantaron con unas voces que iban desde el rock progresivo, pasando por el folk, el jazz y un poco de jazz. Vestido de traje de terciopelo azul francia con búlgaros estampados en los bordes, camisa fucsia y pashmina coral, arrancó el show con un clásico de sus primeros años, I Robot.

Recorrió una veintena de temas en los cuales hubo un set dividido en cuatro partes con Turn of a friendly Card, uno de sus éxitos más resonantes, como Snake Eyes, The Ace of Swords y Nothing Left to lose. Los puntos altos del show fueron cuando la gente cantó a viva voz La Sagrada Familia, del álbum Gaudí, Don't Let me show y el mundialmente reconocido Eye In The Sky, acompañado por la intro Syrius.

Los momentos más emocionantes de la noche fueron cuando dijo que se sentía 'bendecido' de estar nuevamente en Argentina y además cuando su pianista Tom Brooks interpretó un solo con el tango 'Por una cabeza', pasando por algunas obras de Bach.

Otro instante de deleite musical fue cuando el saxofonista Todd Cooper interpretó una pieza muy romántica, delirio de un público femenino, que rondaba entre los 40 y 60 años. Un detalle no menor es que todos sus músicos, incluido el propio Parsons, lucieron un pequeño prendedor con la bandera Argentina, algo poco común en los artistas de Inglaterra.


LEA MÁS:

      Embed



      Embed


Comentarios Facebook