martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Norteño
12 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Hindú volvió a festejar en la última y se metió en otra final

0
Comentarios


Un penal de Joaquín Díaz Bonilla, en tiempo adicional, le dio el triunfo 25-24 sobre Newman. El sábado irá por el tri en el Top 14 de la URBA ante Belgrano. Un Elefante insaciable.

Hindú volvió a festejar en la última y se metió en otra final
Foto:

Un penal de Joaquín Díaz Bonilla, en tiempo adicional, le dio el triunfo 25-24 sobre Newman. El  sábado irá por el tri en el Top 14 de la URBA ante Belgrano.  Un Elefante insaciable.

Va Tito, vuela la ovalada, cruza entre los palos, se alzan las banderas, brama la marea azul y amarilla en las tribunas.  Grita Tito, se abraza al viento, a sus compañeros. Hindú está otra vez en una final, la quinta consecutiva. Hay fiesta en la cancha del CASI, hay fiesta en Don Torcuato.

En las tribunas estalla la banda con la música más dulce, se multiplican  los abrazos en la cancha, el Chori Senillosa se anima con sus muletas y  recibe el abrazo de Manuel Contepomi, un histórico del bordó, a modo de reconocimiento. Festejan los hermanos Fernández Miranda y el Ruso Ostiglia, como si fuera la primera vez. La chapa marca Hindú 25, Newman 24. Sí, otra vez en la última jugada del partido. La que tiene el mejor sabor.

No jugó bien Hindú, pero apeló al corazón, a la enjundia para sacar adelante un juego complicado y que hasta el último segundo estaba perdiendo. Arrancó abajo 8-3, pero en el momento en que Faraone debió salir por amarilla, el Elefante golpeó y se puso 10-8. Newman no aflojó y con un penal se fue al descanso 11-10.

En el complemento, el desarrollo y el marcador fueron por demás cambiantes. El bordó respondía a los embates de los auriazules y parecía que se tomaba  revancha de tantas tardes olvidables. Llegó la amarilla para Francisco Bosch y los de Benavídez se escaparon 21- 15. Pero un bicampeón no se rinde tan fácil.  Hindú se fue con todo para adelante, dominó el juego y con su scrum llegó al try penal, convertido por Tito Díaz Bonilla. Quedaban cinco minutos y los de Don Torcuato ganaban 22-21.

Pero faltaban más emociones. A los 38m, Gutiérrez Taboada aceró otro penal para dejar a Newman 24-21. Solamente dos minutos tenía por delante Hindú para revertir la historia. Y en el último intento llegó el penal que Díaz Bonilla convirtió el locura para los auriazules.

'Son circunstancias de los pateadores. Me había tocado errar un par de patadas fáciles y esta, desde casi mitad de cancha, la pude meter. No jugamos bien, pero estamos en otra final', manifestó el apertura, el gran héroe en La Catedral.

El rival, el sábado, será Belgrano, que en la otra semifinal aplastó 47-14 a San Luis, un resultado que los Maristas dibujaron sobre el cierre, porque a los 68 minutos el Marrón vencía 47-0. Otra vez Belgrano, entonces, como en la pasada final del Nacional de Clubes (fue 38-23 para el Elefante). O como en la última fecha de la clasificación de este Top 14, cuando Hindú se quedó con el 'uno' al imponerse 38-24 en Virrey del Pino. A Hindú le queda un solo escollo.

Y el tri está al alcance de sus manos.
      Embed


Comentarios Facebook