viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Televisión
12 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Rozín: “El gran secreto fue armar una orquesta de cocineros”

0
Comentarios


El periodista quiere hacer ficción. Tiene dos proyectos. Uno escrito por él. En la gatera guarda una historia dramática y una comedia protagonizada por mujeres

Rozín: “El gran secreto fue armar una orquesta de cocineros”
Foto:

Es el hombre que más horas de televisión tiene durante la semana, tres horas diarias con Morfi, Todos a la Mesa en Telefé (resignó Morfi Café, recientemente) y tres horas los domingos con La Peña de Morfi. Sin embargo, no necesita del escándalo ni la repercusión para sobrevivir en la fauna mediática.

Antes de la nota, Gerardo Rozín solicita un tiempo porque no quiere ni puede faltar a terapia. Y la pregunta fue clavada: ¿Con tantas horas de televisión se necesita un lugar de descarga? Rozín no dramatiza ni exagera, pero se sabe bajar cuando lo cree necesario: "Morfi Café arrancó a las 14 el 27 de junio pasado y a los dos meses me bajé, siguen mis colegas Santiago Giorgini y Rodrigo Cascón. Si bien guarda el mismo espíritu que Morfi, está más dedicado a chicos. Se incorporan videos y mucha música. No me gusta hablar de números, pero con un promedio de 8 les dejamos un buen piso a las tiras", concluye el productor con satisfacción.

En tanto, Morfi, Todos a la Mesa cumple 14 meses al aire con un promedio de 5 puntos diarios, de 10 a 13 horas. Había arrancado con una hora y cada vez se fue extendiendo en la duración: "para mí el gran secreto de Morfi es que se pudo armar una especie de orquesta de cocineros, muchos cantan y que son muy diferentes entre sí. Georgini, Chantal Abad, y Roberto Peloni, una figura de la comedia musical. Es el único cocinero ficticio. Y la coconductora Carina Zampini. Con todos armamos el show de la mañana".

Respecto de Zampini, Rozín la define con su incorporación como "un golazo". La actriz, heroína y contrafigura de los culebrones, debutó con él en la conducción y le aportó la frescura al ciclo. "En el verano Morfi sigue, no está firmado, pro estaba hablado. Pero Zampini no creo que siga. Ella avisó con antelación que a fin de este año terminaba". Zampini quiere volver a la ficción y lo haría de la mano del productor Gustavo Yankelevich.

Rozín aclara que su formato dista mucho de un magazine: "Lo sostengo ante Capit (entidad que nuclea a todos los productores independientes) y frente a los premios Martín Fierro. Es de interés general porque están las tres recetas de cocina, los invitados y un toque de actualidad. Esta es la columna vertebral. No busco la discusión ni el debate entre panelistas. No suelo opinar de los demás. No salimos a buscar ni el título ni la repercusión en los medios. Pero, claramente, me diferencio con mi propuesta".

Para Rozin los programas de cocina son cada vez más requeridos porque "apelan a la emoción, están muy vinculados a la vida, a la receta de la abuela y porque todo el mundo come. Antes comer se refería más a la cantidad, a la porción. Ahora se busca el disfrute". Los domingos Rozin adaptó Morfi a una peña folklórica, de 11 a 14 horas: "Te aseguro que pasaron todos los artistas. Es mucho más que un nicho que nadie vio, sino que nuestra lógica nos va bárbaro: Humor canciones y gastronomía".

      Embed

Comentarios Facebook