lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
14 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Brutal ataque a un quiosquero de Sarandí en un intento de asalto

0
Comentarios


Recibió cuatro puntos de sutura en el rostro, mientras que los delincuentes se escaparon en auto con total impunidad.

Brutal ataque a un quiosquero de Sarandí en un intento de asalto
Foto:

Un quiosquero fue brutalmente atacado cuando intentó resistirse a un asalto en su casa de la localidad bonaerense de Sarandí. Como consecuencia, recibió cuatro puntos de sutura en el rostro, mientras que los delincuentes se escaparon en auto con total impunidad.

El hecho ocurrió pasadas las 19, cuando el hombre se encontraba en la puerta de su vivienda, ubicada en la calle Llorente entre Estrada y Zeballos, en Sarandí, Avellaneda, y fue interceptado por dos delincuentes armados. Ricardo, que ya había sido asaltado en abril de este año, entabló una discusión con los malvivientes y evitó que ingresen a su casa, pero se llevó la peor parte: le robaron dinero para pagar mercaderías y el alquiler, le pegaron un culatazo y le dejaron sangrando la cara.

Una vez perpetrado el asalto, los ladrones se escaparon corriendo hacia un Focus negro que estaba en la esquina, donde los esperaba su cómplice, no sin previamente amenazar a punta de pistola a los vecinos, que observaban preocupados la situación. Producto del golpe, el quiosquero fue trasladado al Hospital Fiorito, donde le hicieron los estudios correspondientes, descartaron lesiones de gravedad y procedieron a aplicarle cuatro puntos de sutura en la sien derecha.

Todavía con un visible hematoma en la zona del golpe, Ricardo le relató el episodio a DIARIO POPULAR. "Querían entrar a mi casa, yo ya había cerrado la puerta y me resistí porque en abril también me robaron y me sacaron muchas cosas", expresó. Además, comentó que "me pegaron y salieron corriendo a un auto que los esperaba en la esquina" y agregó: "Esto yo no lo pude ver, me lo contó una vecina que se asomó y la amenazaron con el arma a ella y a su marido".

El comerciante denunció que ese vehículo, un Focus Negro, "está dando vueltas hace rato por la zona" y ya participó en otros ilícitos como "el robo a una camioneta Traffic en Estrada y Sande, a las 10 de la mañana".

En ese sentido, advirtió: "En el barrio la gente está con mucho miedo y casi no sale. Los delincuentes operan a toda hora y esto es tierra de nadie. Si te parás en la esquina de Llorente y Estrada, no vas a ver pasar un móvil policial en todo el día". Ricardo cuestionó también el accionar policial, ya que además de no circular por el lugar, "no te prestan mucha atención: sin ir más lejos, después del robo vino un patrullero y si me hicieron dos preguntas es mucho", a la vez que pidió más controles, especialmente en la plaza ubicada sobre Vicente López y Llorente, a unas cuadras del ilícito.

Asimismo, confesó que, a raíz del miedo que generan estos hechos de inseguridad, optó por mantener abierto su quiosco por menos horas. "Antes cerraba a las 19 o 20. Ahora lo cierro a las 16.30 o a las 17. Prefiero resignar algunas ventas y ganar en tranquilidad, porque no vale la pena", concluyó.

Este robo se suma a otro ocurrido en las últimas horas en la misma zona, donde dos motochorros armados asaltaron a un guardia de seguridad de una empresa privada, mientras que momentos antes casi sucede lo mismo con uno de sus compañeros, que logró escapar corriendo.


LEA MÁS:

      Embed


Comentarios Facebook