viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Quilmeño
14 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Nicolás Benegas: “Pretendo aprovechar la chance para ganar minutos”

0
Comentarios


El juvenil proveniente de Boca, desde donde llegó a préstamo a Quilmes, tiene en mente sacar rédito de las oportunidades que le presente el técnico Alfredo Grelak. El gol ante Olimpo lo ilusiona hacia el futuro.

Nicolás Benegas: “Pretendo aprovechar la chance para ganar minutos”
Foto:

El misionero Nicolás Benegas espera ser titular el lunes cuando Quilmes aparezca en escena en Santa Fe para medir fuerzas con Unión, en lo que será el cierre de la sexta jornada de la temporada. Es que confía en aportar su ayuda luego de deslumbrar con un gol en el triunfo del Cervecero sobre Olimpo en el Estadio Centenario.

Y con ese plafón que le brindó la conversión frente al Aurinegro, el delantero sueña en ser protagonista ante el Tatengue. "Obviamente que me gustaría estar. El gol me llenó de felicidad y me da aún más satisfacción que nos pudimos sacar la espina de tener que ganar", señaló. Y agregó, en declaraciones exclusivas a El Quilmeño, ya en la faceta grupal: "Nos cambió la cara de todos en los entrenamientos y hay otra confianza ahora. Sé que el buen nivel está muy cerca".

A su vez, el hombre dejó en claro que ya está restablecido de forma íntegra de un desgarro que padeció en las últimas semanas y ya se enfoca en lo que viene. "No tengo rastros de dolor, físicamente estoy al 101 por ciento y a disposición del DT para cuando me necesite", afirmó.

Al posar la vista en Alfredo Grelak, el conductor, ponderó su visión del fútbol más allá de que haya sido su antecesor, Marcelo Broggi, el que lo haya llevado al Decano, a préstamo desde las juveniles de Boca. "Me adapto muy bien porque es muy simple en las indicaciones", sostuvo.

En el barco

Ya asentado en el barco quilmeño, en pleno préstamo por un año, Benegas puso en consideración su mirada sobre el presente que atraviesa el club, a sabiendas de las dificultades generales a nivel institucional: "Sabía que estaba en una situación delicada, pero hay que ponerle el pecho, porque necesito minutos, experiencia y me pareció una buena oportunidad de demostrar que puedo estar y aprovechar las chances".

Por eso, si bien en febrero estuvo muy cerca de pasar al equipo B del Nápoli de Italia, no percibe ese flash internacional y se enfoca en donde está. "Jamás me detuve a pensar que ese equipo hizo un llamado a Boca preguntando por mí. Sigo pensando en jugar, en dar lo mejor de mí y ahora me debo a Quilmes, quiero inscribir mi nombre aquí", comentó.

Así la situación, por último, le dejó un mensaje de esperanza a la afición, ilusionado en dar un salto de calidad: "La gente tiene que confiar que la apuesta es evitar el descenso y aspirar a un cachito más. Será la gran propuesta, no queremos defraudarlos".

Precedentes

Benegas tiene una historia particular en el fútbol, ya que a diferencia de otros chicos del Interior, que vienen a probar suerte a Buenos Aires, el oriundo del pueblito rural de Eldorado, en Misiones, llegó a los 18 años a Boca luego de una prueba que realizaron en la Liga Local.

"Fue muy loco cómo llegue al Xeneize, porque los profes de inferiores de ese club hicieron un casting de jugadores, como un selectivo en la entidad de Eldorado donde yo jugaba, en la liga pequeña de mi ciudad. Pasé la prueba y gracias a Diego Mazilli, que me recomendó, pude tener mi primera oportunidad en el fútbol grande", recordó el joven.

Luego de debutar en la Primera del club de la Ribera este año y con cinco partidos en su bolsillo, fue cedido a préstamo a Quilmes y desde hace tres meses se embarca en su nuevo reto: "Jugué en Cuarta un tiempo en Boca, pasé a Reserva, debuté en el primer equipo y me vine acá. Todo en un año y medio, fue muy vertiginoso mi camino en el fútbol, porque todo es diferente en la alta competencia en función de lo que se juega en el Interior. Me siento un afortunado porque en Boca aprendí y sin dudas acá en este equipo también, todos me ayudan".

El estandarte nació en una familia humilde, con su mamá y su papá y su pequeño hermano de 10 años. Aquí vive con su novia y dice que es feliz llevando "una vida tranquila" donde el cuidado personal y la disciplina deportiva son "la prioridad". Y en el Cervecero lo confirma.

Comentarios Facebook