viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Suerte
18 | 10 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Jackpot o la cuarta chance

0
Comentarios


Ideal para reuniones con muchos invitados, se juega con sólo dos dados, pero con un propósito claro: el principal objetivo es ganar la mayor cantidad de fichas con un número que haya salido tres veces. Ideal para aquellos que quieran apostar... aunque midiendo sus consecuencias.

Jackpot o la cuarta chance
Foto:

La suerte llama tres veces, pero en este juego el ganador es que llega en la cuarta. El Jackpot es un juego de azar que puede ofrecer suspenso y entretenimiento durante su desarrollo. Es sencillo y mucho más entretenido si se hacen pequeñas apuestas. Se juega con solo dos dados y una cantidad libre de participantes. Es ideal para una reunión en la que hay muchos invitados. Es necesario tener fichas o monedas para apostar y una hoja diagramada para colocar las fichas. El objetivo es ganar fichas sacando un número que ya haya salido tres veces.

Antes de empezar la partida, y con un poco de buen pulso, hay que dibujar un círculo de por lo menos 30 cm de diámetro y dividirlo en nueve segmentos iguales, que serán numerados del 3 al 11. Se distribuyen igual número de fichas entre los participantes. Si se estuviera jugando por dinero, cada apostador tirará los dados y el que logre el número más alto será el banquero quien . venderá las fichas a un valor determinado con anterioridad.

¡Comienza el juego!

El participante ubicado a la izquierda del banquero dará inicio al mismo. El primer jugador arrojará los dos dados y sumará el valor de éstos. Luego colocará una ficha en el sector del diagrama que corresponde al número que ha sacado. Por ejemplo, si saca 1-3, gana una ficha en el sector marcado con el número 4; en cambio, si saca 4-6, gana una ficha en el sector marcado con el 10. El segundo participante hace lo mismo que el anterior.

El juego proseguirá con la participación de los distintos jugadores en el sentido en que se mueven las agujas del reloj. Uno a uno irá cumpliendo con la misión de tirar una sola vez los dos dados y colocar fichas en los números correspondientes a las sumatorias parciales. Cuando un sector (del 3 al 11) contenga tres fichas, éstas serán ganadas por el primer jugador al que le salga ese total.

Por ejemplo, si ya hay tres fichas en el 6 y un jugador saca un 3-3, ganará las tres fichas.

¿Por qué en el diagrama no están ni el 2 ni el 12? Porque el jugador que saque un 2 (1-1) deberá colocar una ficha en cada número del diagrama que aún no tenga tres. En tanto que el participante que saque un 12 (6-6) ganará el Jackpot -el premio mayor- y se llevará todas las fichas que haya sobre el diagrama.

El juego se reinicia con el participante ubicado a la izquierda del que ganó. Se podrá jugar durante un tiempo predeterminado o bien interrumpir el juego cuando los participantes así lo decidan.

Si un competidor abandona, los restantes tendrán la opción de continuar o suspender.

Al finalizar cada vuelta, los jugadores pueden vender sus fichas al banquero. En este juego no es necesario que la banca cambie de mano. Y hasta aquí llegamos porque estamos listos para dibujar el círculo divisible en un papel y comenzar a jugar un Jackpot.

Comentarios Facebook